viernes, 14 de agosto de 2020 20:14 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
De vez en cuando

La cabra siempre tira al monte

Si la primera vez te regatean y, en un claro ejercicio de deslealtad encubierta, te dejan sentado de culo la culpa no es tuya. Si el regate lo repite el mismo individuo y ahora te hace un ‘caño' la culpa ya es tuya. Y ojo si se diera un tercer supuesto y volviera a driblarte. Nicanor Pastrana, el concejal ‘podemita' de los 45.000 euritos con cargo a las arcas públicas se la ha vuelto a zumbar al alcalde de León, a su teórico ‘jefe'. El munícipe va a su bola. Opina. Para él no hay barreras. Arrogándose un estatus especial, alarga una situación extraña. Lo de la vara de mando le da alas.

Archivado en: Julio Cayón, Ayuntamiento de León, Nicanor Pastrana, Podemos,

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Julio Cayón
31/10/2019 - 01:10

Pues bien, con motivo de los cien primeros días de José Antonio Diez al frente del Consistorio, el balance político ‘ajeno' era obligado. Siempre se hace. Y, por sistema, los grupos de la oposición no ven -nunca lo han visto- más que desaciertos en la gestión de quienes gobiernan. Sea o no verdad, es así. Sólo la UPL fue, en este caso, más bien tibia en su análisis. También era lo normal. La formación leonesista acudió en auxilio del PSOE para conformar una nueva época municipal.
A raíz de ello -de la nueva época- Pastrana no quiere desvestirse de los flecos de Podemos, su grupo originario. Con este acudió a las elecciones, y con el otro -el PSOE- rascó cacho. Pero don Nicanor no se da por enterado de que el equipo de gobierno -del que forma parte con todas las bendiciones y sacramentos ‘joseantonianos'- tiene dos figuras claves para eso de las evaluaciones. O lo que sea. El alcalde y el portavoz. Hoy, la portavoz, que es mujer. O, en su defecto, a quien autorice el edil mayor. Lo demás chirría.
Por lo tanto, tampoco es baladí afirmar que desde el famoso pleno del pasado 1 de octubre, en el que se debatió la desgastada y quimérica cuestión de la capitalidad autonómica -escollo que, por el momento, pasó a mejor vida- hay, y se palpa, un señalado malestar contra Pastrana por parte de la mayoría de los concejales socialistas. El del color lirio votó por libre -se abstuvo en la moción en contra del sentir de los ‘suyos'- y, con un absurdo y marcado albedrío, dio una patada en el rulé -no llegó a encararles las entrepiernas- a sus compañeros de viaje.
Y, de nuevo, volvió a desmarcarse recientemente del equipo de gobierno. Hizo balance de la gestión del primer centenar de días como si de juez y parte de tratara. Y tan pichi. Tan ufano .Pues bien, o le paran los pies o lo tiene claro Diez. Y es que la cabra, alcalde -y no es peyorativo- siempre tira al monte. Y esta ya lleva dos brincos.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres