martes, 19 de noviembre de 2019 07:05 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
con la venia señoría

Impulso creador y de cambio

En esta sociedad de locos en la que vivimos todos con demasiada prisa, vamos de la mano casi siempre de un ruido infernal, tanto interno como desde luego externo y casi siempre deambulando de un extremo a otro y, sin más rumbo que aquel que nos marca nuestra imperiosa necesidad de satisfacernos de la manera mas inmediata.

Archivado en: Manu Salamanca, Impulso creador y de cambio

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Manu Salamanca
08/11/2019 - 01:10

Habría que añadirle la impaciente voz de nuestro interior; ésa que seguro nos invita a que nuestros pensamientos puedan estar presentes también en cada gestión que realizamos, naturalmente es como si quisiéramos ser adictos en nuestro único modelo de laberinto sensacional que creamos en medio de increibles hipótesis de círculos viciosos y dentro de nuestras propias creencias y conclusiones.
Quizá ignoramos lo más importante y cómo salir de estas trampas impuestas por nuestro convencimiento propio, sobre lo que denominamos lógico y racional. Pero ¿cómo liberarnos de ellas? Desde luego es la pregunta del millón. Nos la hacemos todos los que acudimos prestos y dispuestos a confirmar nuestras posiciones y desde la más rescatada disposición que aún siendo quizá acertada, nos explique con suficiente dominio, la percusión que pudiéramos obtener en su más que insólita respuesta.
Todos sabemos que nuestra mente funciona como un instrumento perfecto si se utiliza correctamente, en cambio si no se usa como debiéramos, se volvería destructiva, maliciosamente dañina y perversa.
Sobre todo con nuestra paciencia y el arte de saber esperar, de respetar los tiempos, incluso de hacer una pausa cuando la ocasion lo merezca, es cuando necesitamos afianzarnos en nuestra concluyente persona que limpie de telarañas formadas por nuestras creencias la enorme disparidad de pensamientos que ordenemos con preferencia y todo rigor.
Para ello no hay mejor cosa que darnos esa calma para una mente más que agitada, esa que salta de idea en idea hasta agotarnos y dejarnos confusos, porque si nos dejamos llevar por la ira, por la frustración y la impaciencia, acabaríamos por tomar decisiones demasiado precipitadas, que por otra parte son el fruto de nuestros decididos impulsos.
Tomarse unos segundos y respirar, encajando una distancia emocional de aquello que haya sucedido, nos ayudará a entrar en contacto con nosotros mismos, intentaremos dejarnos llevar moderadamente por el sonoro ruido de la inmediatez.
Cuando calmamos nuestra mente alcanzando esa quietud los sentimientos se fusionan con nuestro pensamiento, siendo capaces de abordar otras miradas, como quizá otras perspectivas con más seguridad y deseo, dentro de su prolongado tiempo como de su comedido ritmo y de su frenético "impulso creador y de cambio".. Cuidaros...

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 1

1 | Primi - 08/11/2019 - 12:23

Es cierto que vivimos al limite y la mayoria de las veces sin darnos un respiro para analizar y elegir las distintas opciones von sentido comun

TU COMENTARIO

NORMAS

  • - Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • - Toda alusión personal injuriosa será automáticamente borrada.
  • - No está permitido hacer comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • - Gente Digital no se hace responsable de las opiniones publicadas.
  • - No está permito incluir código HTML.

* Campos obligatorios

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres