viernes, 19 de julio de 2024 07:20 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
con la venia señoría

Inercia de lo negativo

No es lo que nos sucede, es lo que hacemos con todo lo que nos ocurre, porque en realidad lo más valioso e importante en la vida es siempre lo más trascendental.

Archivado en: Manu Salamanca, inercia de lo negativo

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Manu Salamanca
05/12/2019 - 01:10

Muchas personas nos centramos en adquirir conocimientos y sobre todo en desarrollar habilidades para aumentar nuestro valor como quizá buena gente que podamos sentirnos. Pero quizá para los demás no somos seguramente ese conjunto de proezas fantásticas e ilusionantes.
Nuestro valor para el resto de personas lo determina lo que ellos ven en nosotros y en lo que desprendemos, son las sensaciones que trasmitimos y es desde luego nuestra actitud la que marca la diferencia, pero no todas las personas proyectan el mismo tipo de vinculaciones, algunas lo hacen con un gran haz luminoso, otras en cambio no llegamos a iluminar ni con cerillas y mucho menos con la intensidad suficiciente.
La diferencia entre el "grande" y el "mediocre" se encuentra en su aportación personal así de claro, pero la clave para que conocimientos y genialidades se vean reflejadas en el valor de lo proyectado se encuentra en la acción multiplicadora de nuestra potenciación individual. No somos grandes por nuestros estudios y ni por nuestras capacitadas competencias profesionales, lo que nos hace grandes es nuestra manera de ser, es lo que realmente marca la distancia y constata diferencia.
Siempre nuestra percepción sensorial ofrecerà una salida en la medida que se estudie sus posibilidades y en todo lo que podemos hacer para levantar el ánimo y cuando encadenamos una decepción detrás de otra, ahora bien; lo normal es vivir con ilusión y alegría, ya que la ausencia de estos dos ingredientes devalúa nuestra incombustible fortaleza, como de su mismo, muy encomiable espíritu.
Todos tenemos derecho a vivir nuestros propios dramas, pero una cosa es vivir una pesadilla continua y otra muy distinta es tener problemas a diario como todo hijo de vecino. Hay pocos planteamientos que en el fondo puedan justificar la pérdida de nuestra aparente felicidad, por ello debemos ser agradecidos, porque cuando la "inercia de todo lo negativo" gana poder, es cuando más necesitamos creer en todo aquello que nuestro campo visual nos permita, integràndonos para ello con necesitada e entusiasmada realidad y no menos notable voluntad. Sed felices.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres