domingo, 24 de octubre de 2021 16:42 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
un amigo de león

Aquellos y estos inocentes

Con qué ingenuidad e ilusión nos poníamos a recortar monigotes de viejos periódicos para, más tarde, intentar colocarlos en las espaldas de quienes se nos cruzara por medio. Era una forma inocente (nunca mejor dicho) de reírnos del prójimo con la mayor candidez posible. Esperábamos con impaciencia (entonces no contábamos con móviles de la ultima generación) la llegada de este día, 28 de diciembre, para dar rienda suelta a nuestros instintos, con una cierta permisividad, aunque alguna vez, tal conducta, nos reportara un sopapo por parte del destinatario de la broma.

Archivado en: Maximino Cañón, los Santos Inocenteds, inocentadas, inocentes

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
20/12/2019 - 01:10

Otra de las ocurrencias mas celebradas, sobre todo entre comerciantes, era la de enviar al ‘chico' de hacer recados diciéndole que fuera (por ejemplo) a por "el nivel de estantes" a otra tienda, mientras en el lugar de destino tenían el encargo preparado, al haber sido advertidos previamente por teléfono, consistente en meterle, por ejemplo, una estufa vieja o unos cuantos testaferros, de un considerable peso, en un saco cerrado. La broma continuaba cuando el ‘chico' volvía con el saco a cuestas y el encargado, una vez abierto el saco, aguantando la risa, le decía: "¡No! ¡Hombre no!. Era la pequeña". Y así hasta que el chaval de los recados se negaba, debido a que cada vez el saco pesaba más.
El ‘día de los inocentes', a la vez de esperado, era temido porque rara vez se escapaba uno de alguna inocentada. Cuando alguien tenia teléfono (no todos lo tenían) y, en ausencia de los padres, te dedicabas a llamar a los bares y te consolabas diciendo: "Oiga, ¿bar tal?, ¿tienen callos?" Y te contestaban, sí, y tú, era cuando rodeado de los amigos presentes, le decías: "Pues tenga cuidado no se los pisen", mientras la pandilla se partía de risa ‘inocente'.
Hoy las cosas han cambiado y casi nadie hacer honor al día. Quizá se deba a que como ahora las inocentadas se producen por doquier y a diario, es difícil sorprender a nadie. La gordas las escuchamos, sin inmutarnos aunque sí cabreándonos, cuando un político con pretensiones sale y nos dice: "Yo jamás pactaré con alguien que quiera romper la unidad de España",o con separatistas, porque lo importante es que los españoles sigamos todos juntos sin privilegios de "algunos "sobre los otros, o lo de que yo lo hago por mi ciudad, por mi pueblo o por España, no por las retribuciones que percibo, y entonces desde Zambia se escuchó: ¡Inocente, Inocente!....Y el que se pique... ¡Feliz Navidad!

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres