viernes, 4 de diciembre de 2020 13:26 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
De vez en cuando

¿Hay que matar al mensajero?

Era de esperar. Suele ocurrir con los ungidos y los beatificados civiles vitalicios. Y más si son del Partido Popular de Castilla y León con sede en Valladolid. La coletilla ‘con sede en Valladolid' es importante. Conviene no olvidarlo. Al loro, que dice la muchachada. Un ungido de esos que abundan en la ciudad bañada por el Pisuerga (qué cursilería tan repetida para ubicar un lugar) ha aparecido en los ‘papeles'. En concreto, el secretario general de la organización, Francisco Vázquez.

Julio Cayón
20/12/2019 - 04:40

Y lo ha hecho a la remanguillé y de aquella manera -que también dicen en Valladolid- con el deseo de capar las palabras del alcalde de León, de José Antonio Diez, a raíz de unas declaraciones de éste sobre una (hipotética) autonomía leonesa al margen de la castellana. Y, como de igual manera se intuía, el objetivo maquiavélico del secretario era meter el agua en casa al corregidor leonés, dejando la manguera en manos del ‘caporal' autonómico de los socialistas, el fenómeno de Luis Tudanca.
No es nuevo que el PP es de pensamiento repetido. Todos por la misma vía. De la mano. Y al que se mueva lo afeitan, no sale en la foto, como diría el siempre reverdecido Alfonso Guerra. Pues bien, ese mismo enjabonado y rasurado -lo de afeitar en seco resulta metafórico- es lo que Vázquez quiere que le apliquen al alcalde de León sus compañeros de filas. Que lo desautoricen y le sonrojen. Que lo desacrediten. Era el apaño buscado.
Y es que una cosa es la disciplina de partido y otra, muy distinta, la disciplina de ideas y de conciencia. Y la conciencia es intocable. De modo, que a Diez se la sopla -o se la debe soplar en do mayor- lo que apunte o destaque con cizaña el referido individuo, que mejor haría en ordenar su partido, ‘su' casa, y dejar que los demás, si es que procede, hagan lo mismo en la suya.
Recapitulemos. Vázquez no salió al quite con la misma soltura cuando cercenaron, en una acción apestosa, al exalcalde Emilio Gutiérrez, una de las personas más trabajadoras, capaces y honradas que haya pisado el Ayuntamiento de León. El verdugo actuó impune y todos miraron para Cuenca. Con perdón. No le defendió ni dios. Ni, tampoco, ninguno de los ungidos vallisoletanos se abrió la camisa para denunciar la tropelía. Nadie. Pero, ahora, se la rasgan -no serán de seda las camisas, claro- porque un leonés, al margen de ideologías, vocee que el actual mapa autonómico es susceptible de ser revisado. Que lo es. Dicho con el mayor de los respetos y sin ninguna consideración, que se jodan.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres