domingo, 29 de marzo de 2020 12:19 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mentiras y engaños

Hipocresía climática

Que el clima cambia, ningún científico lo discute. Ha pasado constantemente en los 4.500 millones de años que tiene nuestro planeta. Ha habido periodos fríos y cálidos en los que las especies que podían sobrevivían y las que no, ahí se quedaban. Algunas se extinguieron en masa porque cambiaron las condiciones ambientales (temperaturas extremas, falta de oxígeno o ausencia de sal en los océanos) o porque algún meteorito hizo de las suyas en el Golfo de México y gracias ello, estamos nosotros hoy aquí.

Archivado en: Nicolas Pérez Hidalgo, cambio climático, Greta, quemar selvas

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Nicolás Pérez Hidalgo
20/12/2019 - 02:20

A menor escala, la constante competencia por los recursos hace que desaparezcan unas especies y aparezcan otras. Nosotros estamos fastidiando (compitiendo queda más fino) más o menos desde hace 140.000 años (que ya son años) y no sabemos a ciencia cierta cuanto más duraremos.
Ya tampoco se discute que nuestra actividad está dejando huella (y mucha) en todo lo que nos rodea y en el resto de especies con las que compartimos el viaje por la Tierra.
Ahora bien, de ahí a que esto sea el fin, va un trecho. Y no seré yo quien diga que no contaminamos o que el clima no hace o deshace cosas. Claro. Como toda la vida. El problema es que ahora lo podemos estudiar, lo podemos contar y lo podemos cacarear a los cuatro vientos.
La hipocresía viene dada porque individualmente no vamos a mover un solo dedo para cambiar nada y colectivamente menos. Y nadie podrá hacer nada, porque nos movemos globalmente, pensamos globalmente, consumimos globalmente y contaminamos globalmente. Seguiremos quemando selvas para producir soja en Sudamérica, para fabricar piensos con los que alimentar vacas aquí. Irán desapareciendo aquellos que no soporten las sequías extremas y de vez en cuando montaremos alguna guerrita para dar salida a tanto armamento como seguimos fabricando. Las aguas seguirán subiendo y tal y como un día se las ganamos al mar, las perderemos. Mientras tanto, Greta y unos cuantos se juntarán cada año (como en Madrid y ¡van 25 veces!) a vendernos la moto de que hay que estar muy preocupados por esto del clima. Al tiempo que los mismos se reunirán (como ahora) en otros sitios, pensando en hacer negocio (y mucho) con la emergencia climática y las políticas verdes. Primero contaminamos y nos lucramos con ello, y después descontaminamos, y nos seguimos lucrando y así una y otra vez. ¡Viva la hipocresía!

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres