viernes, 23 de octubre de 2020 14:15 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mentiras y engaños

El "Arte"

El pasado domingo volví a pasar por Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León, vamos, lo que por aquí se dice el Musac. No soy muy partidario del arte moderno, pero lo hago religiosamente desde el día que se abrió, porque para poder decir que algo te gusta o no te gusta, has de conocerlo. No voy al Musac con ganas de que suelten el rollo en la típica visita guiada, aunque alguna vez he puesto la oreja y cuesta pensar que la audiencia, e incluso la propia guía, se crean lo que oyen y dicen.

Nicolás Pérez Hidalgo
06/3/2020 - 03:30

Tampoco, voy buscando nada. Simplemente observo y pienso si me gusta o no me gusta lo que veo. Así de simple. Me cuesta recordar alguna cosa digna de mención que se haya expuesto en el Musac, porque la mediocridad perfuma la mayoría de las exposiciones. Pero algunas ha habido. Por el contrario, sí recuerdo chapuzas conceptuales como por ejemplo, aquel "parque fluvial abandonado" que ahí quedó y ahora parece que su autora está entre las grandes de estas historias de vender montones de piedras de río separadas por tamaños... ver para creer. Está claro que no entiendo mucho de esto.
Aun así, me sigo parando a mirar la explicación general que acompaña a cada exposición y sigo siendo incapaz de pasar de la tercera línea. ¡Qué maestría tienen en esto de soltar rollo y rollo! Decenas de adjetivos y palabros rebuscados para contar lo que podría decirse en cuando o cinco líneas. Si fuera profe de literatura, sin duda usaría estos escritos como ejercicios en análisis de textos. ¡Son un filón!
El secreto para dedicarse a esto (con cierto éxito) es tener jeta para venderlo y hacerse el cultísimo, con expresiones que no entiende ni dios. Cómo decir qué eso que se nos presenta es una verdadera mierda, después de leer una grandísima parrafada en la que no has entendido casi nada. Hasta te parece que eres tonto.
Antonio García Villarán, que se está haciendo famoso en youtube por enseñarnos cómo se las gastan los del arte contemporáneo para vender la nada, viene definiendo esto, como Hamparte (de Hampa y Arte). Busquen en la red y diviértanse, porque no le falta razón. Al menos tenemos el consuelo de que el edificio está sirviendo para que los viejecitos no pasen frio en invierno, porque dentro mirando cuadros tampoco se ve a mucha gente.

 

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres