miércoles, 28 de octubre de 2020 22:13 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
con la venia señoría

Huidiza y casi desahuciada

Comprendemos a la España menos buena, aquella que siendo de incansables guerreros luchan por unos ideales firmes y coherentes, como los muchos indignados que no se resisten a verla vencida, pero sobre todo, para diferenciarla de la España de los prepotentes, chulescos, atrevidos, insolentes y bastardos, de todas aquellas gentes irreflexivas e informales que conservan ideas fijas y retrógradas, de aquellos que utilizan la venganza como arma tan sutil y arrojadiza en su descerebrada y desquiciada anomalía.

Archivado en: Manu Salamanca, huidiza y casi desahuciada, España

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Manu Salamanca
16/10/2020 - 01:10

Lo peor sería que todo aquello que fuera huidizo y pasajero se estanque y persevere, porque ni más ni menos que lo que se estanca se traduce y convierte en tendencia a la descomposición y a corromperse en definitiva más tarde. Parece no haber pasado el tiempo en una España y en algunos aspectos importantes, en mi opinión parece haberse quedado obsoleta y, en consecuencia, ya huele a putrefacto. Es posible que se diera la circunstancia de otra extraña deducción. El tiempo inexorable pasa también por nuestro país, mayoritariamente en vano, eso sí; seguro que no hay peor "virtud" que la propia vanidad que, aparte de no servir para nada, condenada ya se encuentra. Supongo que desgraciadamente no habrá demasiadas personas leídas y entendidas en nuestro entorno, aquellos de sueños emprendedores y de virtudes arrolladoras, que dentro de su nostálgica y empapada languidez, sintonizan con no muy buena disposición y de forma casi inexistente, ya que por una parte increíblemente "ora" pero por la otra contagiada "bosteza". No os quepa duda, combatirá siempre con la otra España de superficie resquebrajada, con rabia coherente y aguerrida valentía en su tono más frecuente y coyuntural, pero como algo consustancial a su propio devenir, ya que dentro de ella también existen normas y actitudes de aquellos que se dignan en utilizar el intelecto, para mejorar siempre su situación con entereza.
El resto de esos depravados insolentes que se recrean en su fango calamitoso, no sólo atacan con ironía y espíritu burlón y su mejor palabrería, sino que utilizarán siempre y como clave perfecta su bulla reñidora en su descompuesta y desairada cabeza, lo harán con resentimiento y no menos sufrible bajeza. Mostramos la actitud de sacristía y devoción, de cierre incomprensible y burla callejera, ante cuanto no sea lo propio, como de ataque zaragatero a cabezazos en lugar de pensar con cabeza. Las actitudes predominantes siguen siendo de clara persistencia, no son las del discernimiento en su evolución, son las del cierre en banda y de su fuerte embestida y dependencia, hoy por hoy no son de verdadera clase, ni de la mediación y menos del compromiso en su decoro sensitivo. Evolucionemos sin odios, menos venganza y rendición, no demos rienda suelta al tiempo represado casi olvidado y corrompido, no declaremos ciegas sus esperanzas y vanas sus monsergas. Feliz fin de semana.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres