jueves, 3 de diciembre de 2020 06:33 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mentiras y engaños

Los roces

Se suele decir que el roce hace el cariño, pero también todo lo contrario. Si no, tiren de los datos de los abogados de familia y de los juzgados, que dicen que alrededor de un 30% de las peticiones de divorcios se producen después del verano. Podemos quedarnos con la simple explicación de que pasamos más tiempo juntos y que eso hace que nos moleste del otro hasta los andares, o que simplemente en el verano hay más oferta carnal en los lineales vacacionales y que ningún primate es monógamo.

Archivado en: Nicolás Pérez Hidalgo, confinamiento, Grupo Amalgama 7 de salud mental, divorcios

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Nicolás Pérez Hidalgo
23/10/2020 - 01:10

Lo cierto, es que estos confinamientos han puesto a prueba a muchos de nuestros sistemas y los han llegado a tensionar hasta quebrarlos. No solo el sistema político, el sanitario o el de distribución de alimentos ha tenido que adaptarse. También nuestro sistema social y familiar. Ya es buen momento para empezar a analizar lo que nos ha pasado desde el mes de marzo. Y diferentes instituciones están trabajando en ello. En un reciente estudio elaborado por la Fundación Portal y los expertos en salud mental del grupo Amalgama 7 que lleva por título ‘Adolescentes, familias y covid-19: ¿convivencia o supervivencia?', analizando solo a 1.500 familias se pone de manifiesto algunas obviedades. Que al estar en casa baja el consumo de alcohol y drogas por parte de los adolescentes, lo cual parece de cajón, aunque en la casa que tengo en frente nunca se vendió más ‘maría' que durante el confinamiento. Que no se colabora en tareas del hogar (para qué si ya las hacen otros que están ‘ociosos') y sobre todo que se insulta más y se contesta peor (hasta un 23% más). Los confinamientos aumentan el roce de las partículas y será por eso que cuando se les da una vía de escape no hay manera de evitar las fiestas en azoteas, garajes y casas particulares.
Se nos avecinan nuevos y periódicos (o constantes) confinamientos y tendremos que volver a rozarnos más de la cuenta con la misma parienta o pariente. De todas formas, como todos sean como el de León, ¡apaga y vámonos! En el acueducto del pilar no hubo en León "ni el tato" (y no estaban confinados en casa). Habrá tenido algo que ver que se dejó alegremente entrar y salir a todo dios por todos los puntos cardinales de la ciudad. Los confinamientos claramente deben ser otra cosa.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres