martes, 9 de marzo de 2021 08:38 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
con la venia señoría

Marginados, incomprendidos y olvidados

Ya nunca más podremos aspirar a ser de nuevo un país diferente y arrollador. Ese estado muy soberano e independiente que abrazaba la gloria en su emblemática estructura y propia definición, pero que lamentablemente y, en mi opinión, son otros órganos internacionales europeos, los que dictan un nuevo y definitivo enfoque más personalizado, pero mucho más letal a nuestros propios intereses.

Archivado en: Manu Salamanca, marginados, incomprendidos y olvidados

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Manu Salamanca
30/10/2020 - 04:40

Seguimos monopolizados por esos mismos organismos a su acaparador servicio y mandato. Es su variopinto sistema y férrea disposición, la que se abre con vulgares contrapartidas, pero con un nuevo y sólido sentido de marcha que sugiere en su ordenanza dictatorial y propia conveniencia, la puesta en escena de muchas de las directrices que condicionan aún más nuestra querida y entrañable idiosincrasia. Dominados y hasta aturdidos por su compuesta y diversa instrumentalización, nos supone un dominio perverso y, en la forma en que limita nuestros movimientos y en pro de mantener abierta su esquematizada figura imperialista de forma mucho más eficaz y aplastante. El campo aparece improductivo, el caos se apodera de nuestra reindustrialización en nuestras ciudades y su entorno, que en otro tiempo reciente, pero pasado, fue junto con el sector del flamante ‘Turismo' y Servicios' unos de los más consagrados por todos nuestros vecinos países. Éramos sin duda, fiel reflejo de la imprescindible y lógica consecución de proyectos que favorecían muy mucho su intocable y siempre aclamada versatilidad.
Sin duda, nos hace dependientes de su condicionada inclusión que advierte con su efímera postura, en tan desgastada y obsoleta teoría, que tan generalizada se recrea en el simbolismo de su descrédito constante, pero, no equivocaros, siempre entre su magnifico y propio enriquecimiento, que imparable nos advierte en su célebre postura, la idoneidad de su legítima grandilocuencia.
Creo sinceramente que todo país que se sienta independiente ha de ser libre, sentirse más autónomo que nunca, pero que sobre todo genere con su industria la suficiente capacidad de transformación que necesitamos en este caso y, como premisa fundamental de su verdadero esquema institucional y característico y en su propia y desarrollada creatividad productiva.
Son los políticos de esos grupos de personas que por naturaleza ponen en marcha un ‘modus operandi' que entraña una manera muy notable de irritabilidad siempre aparente, nos obligan a los demás a aceptar su actividad sea de la forma que sea, aprobando para su mejor contribución el sistema propuesto, porque, si no lo hacemos, se nos difama y calumnia. Es esa marginación incomprensible creada desde su impuesta deslealtad y olvido, la que puede causarnos un gravísimo problema y en un futuro próximo. Es ese preciso argumento el utilizado por la complejidad que recomienda establecer los recursos de esas pequeñas aportaciones económicas, que son enmascaradas con sonrientes y dialogantes acuerdos obtenidos. Mucha precaución.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres