jueves, 4 de marzo de 2021 02:19 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
De vez en cuando

El Gobierno del despropósito

Este país es un 'sindiós' en sí mismo. No tiene arreglo. Cada vez que llega a La Moncloa un Gobierno de diferente ideología al saliente, el mundo de la educación -entre otros- salta por los aires hecho añicos. Como una explosión súbita e incontrolada. No importa quien caiga destrozado por la onda expansiva. El caso es mantener una postura enfermiza, absurda y revanchista, con el objetivo de acertar con la pedrada -que es de lo que se trata- en la cabeza del contrario.

Julio Cayón
27/11/2020 - 01:10

Y la nueva Ley Orgánica de Modificación de la LOE, bautizada como Ley Celaá en ‘honor' de la ministra que la respalda y que ha educado a sus hijas en un reputado y religioso colegio concertado de Bilbao, supone una agresión en toda regla a un amplio sector de la sociedad española. Ya lo dijo esta individua, que coge los aviones cuando le sale de la peineta a pesar de las restricciones de movilidad para los demás: "no podemos pensar de ninguna manera que los hijos pertenecen a los padres". Como diría el amigo Alejando con su personal manera de expresarse, "anda, jódela". Los suyos -las suyas, en este caso- sí. Y no se le cae la cara de vergüenza ante tal aseveración. Quizá no se le caiga porque no la tiene.
Suprimir el español como lengua vehicular en el territorio no tiene un pase. Ni, siquiera, una ‘mangurrina' de mal torero. Cercenar los derechos de las familias para educar como crean conveniente a sus hijos, repugna. Y, al abrigo de esta déspota mezcolanza, coartar de una certera cuchillada la independencia del individuo para que pueda ejercer con total autonomía su libertad, resulta deplorable y absolutista. En definitiva, es el producto de un (des) gobierno, apuntalado por los nuevos socialistas de medio pelo -en el PSOE, afortunadamente, aún quedan personas razonables-, junto a unos comunistas, los de Podemos, que, como mayor aspiración, apuestan por hacer fosfatina el régimen del 78. Ya llegará, después, lo del exprópiese y el café para todos. Menos para sus mendas.
Ahora bien, lo que es intolerable es el trazado de la trocha que encamina al desastre a la educación especial. Especial, irrenunciable e indiscutible porque está ideada y ejercida para atender a los niños y las niñas con diferentes capacidades, necesitados, en la mayoría de los supuestos, de una atención altamente personalizada. Una pedagogía sensible y exclusiva que solo tiene cabida en centros específicos y adaptados. Pero es igual. Al Gobierno ni le impresiona. Que las criaturas acaben en la ordinaria. ¡Váyanse a la mierda, señorías!

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres