jueves, 25 de febrero de 2021 11:56 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mis apuntes

Broncas en Educación

Hablar de leyes educativas en este país es como mentar a la bicha. Algo que debería estar por encima de cualquier interés, sagrado para la población y de máximo consenso, se acaba convirtiendo en una batalla campal, lamentable y vergonzosa.

Ana Isabel Ferreras
11/12/2020 - 18:50

Ya no sé cuántas reformas llevamos desde la constitución del 78, como tampoco puedo predecir la cantidad de ellas que están por llegar. Lo que parece claro, es que en estos últimos años, cada grupo político que ostenta la oposición, (una vez unos, otra vez otros), se preocupa y mucho, de prometer concienzudamente la derogación de la que aprueban los contrarios.
España tiene una red de centros públicos claramente insuficiente para una población de nuestras características y por el contrario, una red de centros semi-públicos bastante importante. Me refiero a los centros concertados, que por si alguno todavía no se había dado cuenta, están financiados con fondos públicos....esos que pagamos entre TODOS los españoles. Mala idea tuvo Felipe González cuando aprobó los conciertos educativos y seguimos pagando las consecuencias.
Aquí está el origen del problema de todas las broncas educativas. Estos centros concertados, la mayoría propiedad de instituciones religiosas (España es un estado aconfesional, según el art. 163, no se olviden), no cumplen en absoluto los mismos principios que los centros públicos. Solo tienen que fijarse en los docentes que imparten clase en ellos: no pasan ningún tipo de examen de oposición, no tienen que sufrir destinos en lugares recónditos, ni todas esas peripecias de los maestros o profes de I.E.S. Les basta con presentar su CV en el colegio de turno, una buena recomendación, dios mediante, y a trabajar calentitos al lado de casa, y con las mismas condiciones económicas que los que aprobaron la oposición, !toma ya!. Para que luego digan que todos somos iguales.
Y si empiezo con la selección de alumnado me quedo corta. Todos los que no quieren en la concertada, los acaban "invitando" a ir a la pública con disculpas varias. Podría contarles mi experiencia personal cuando una inspectora de la Dirección Provincial de León, responsable de un centro concertado de la capital, no le exigió delante de mí, impartir asignaturas para alumnos con necesidades educativas y en la enseñanza pública sí. Es una vergüenza que sigamos consistiendo que jueguen con nuestro dinero para favorecer a unos frente a otros. No me extraña que ladren y echen espuma por la boca con la ley Celáa, que tímidamente y por primera vez entra a ello.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres