domingo, 7 de marzo de 2021 23:01 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
con la venia señoría

Singular agradecimiento

Tanto la felicidad como el bienestar, sobre todo el buen humor, son insustituibles en todas aquellas muestras que analizan y potencian todos esos aspectos más positivos del propio ser humano. En esta ocasión me gustaría reflexionar sobre el valor incalculable de la "gratitud" pero más bien por su poder transformador ya que se manifiesta a través siempre del "agradecimiento"

Archivado en: Manu Salamanca, singular agradecimiento

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Manu Salamanca
15/1/2021 - 08:58

Sin duda alguna, y como todos vosotros ya bien sabéis, la gratitud es una cualidad humana vinculada a la madurez y a su adaptada aptitud psicológica añadida es un valor fundamental indispensable en la vida afectiva que trasciende y pudiera conectarnos incluso con nuestra manifiesta espiritualidad tan recóndita y reprimida. En mi opinión, se está educando muy poco en la actualidad sobre el agradecimiento. También es verdad que no todos pueden entenderlo como un reconocimiento en cualquier circunstancia, definitivamente, se presenta como el mérito que resalta en la medida que despierta esa increíble necesidad de dar las gracias, pero como la más pura alegría del momento, como incluso puede que genere un sentimiento de deuda que pudiera mantenerse a lo largo y ancho de nuestra dilatada vida. Cuando se reconoce un favor damos las gracias. En ese momento estamos reconociendo al mismo tiempo un vínculo, un lazo que se mantendrá siempre. Implica con buen criterio el adquirir, por supuesto, un cierto compromiso de obligada lealtad. Vivimos en una sociedad en la que el convencimiento y la supuesta creencia, de que somos "sujetos de derecho" nos persigue tanto que en todo momento nos creemos con legítima opción a todo, tanto en lo profesional como en lo personal, sin duda, somos indiferentes al esfuerzo, a los detalles como a la generosidad de los demás. Vivimos pensando que el dinero no es más que una suficiente muestra de reconocimiento, es decir; (como hemos ‘pagado' ya no hace falta expresar gratitud) ahí es cuando nos equivocamos. Acaso, ¿somos conscientes de magnificar toda esa gratitud, que no somos capaces de expresar o reconocer? Necesitamos de una vez por todas despertar y conectar con esa muestra de experiencia balsámica que tendríamos que experimentar más a menudo. Su aroma debe perdurar en nuestro interior y en el tiempo, pero sobre todo cuando tomemos consciencia de lo afortunados que somos por tantos privilegios y oportunidades que se nos presentan de continuo. En concreto, damos por sentado que saldrá como agua transparente y potable cada vez que abramos el grifo. Los obstáculos, las contrariedades y frustraciones que nuestra propia situación social nos somete nos ofrece la ocasión de ejercitar y de recapacitar, sobre todo valorando todos aquellos síntomas de verdadera corresponsabilidad que con cierta suficiencia nos depara el mejor sentido con el resto y que tan responsablemente nos recuerda todas las ventajas que muy favorables, se inmiscuyen en nuestra vida, con notas predominantes del siempre honorable y singular agradecimiento exaltadas desde su sencilla y oportuna prudencia. Feliz Año Nuevo.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres