miércoles, 21 de abril de 2021 01:38 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
con la venia señoría

Triste y desolador paisaje

La desolación siempre se presenta en sentido negativo, quizá como sinónimo de devastación, pero como un sentimiento de desesperanza, incluida cierta soledad en su sentimiento más profundo y universal.

Archivado en: Manu Salamanca, triste y desolador paisaje

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Manu Salamanca
05/2/2021 - 01:10

Asumir que la libertad es la manera más plena e íntegra de disfrutar de la vida, como de igual modo entenderla y en toda su intensidad, favorece todas y cada una de nuestras inquietudes, ya que pudieran ser nuestra mayor fortaleza, o quizá nuestra peor debilidad, todo dependerá de cómo las manejemos. Cada uno de nosotros somos artífices de nuestra propia experiencia en la transcendental existencia que trate de implicarnos sobre todo con valentía y claro dominio. No esperamos la aprobación de quien no encaja con nuestras metas, decisiones, sueños y proyectos, somos mas fuertes y flexibles en la consecución de un criterio que retome su camino, tejiendo ese orden natural de las cosas y, que tanto nos cuesta asumir en diferentes ocasiones.
Somos más las personas que nos movemos en un mundo en el que las típicas costumbres y formas de proceder pesan tanto sobre nosotros que en algún momento de nuestra vida sentimos todo lo que hacemos porque queremos; lo convertimos más tarde en una clara y problemática obligación creándonos a su vez igualmente su emparejada necesidad.
Los pequeños detalles, que mejoran sin duda nuestra calidad de vida y día tras día, propician algunas veces esas magníficas entregas ilusionantes en los demás y que valoramos con la inercia desde su inmejorable estado emocional, llegando de forma desinteresada como agua bendita de mayo y que tan deseada es por la mayoría.
Pudiera ocurrir que las personas que nos facilitan su comprensión desde su innata sencillez nos presenten un segundo plano con la que traten de arrollarnos con su entusiasta simpatía que nos reconforta y motiva. Ése es un síntoma claro y muy positivo de incalculable valor, al que se le relaciona con la capacidad de una mejor adaptación mediante la cual nos iremos acostumbrando a través de nuestro carácter limpio, como en caso contrario sucede con todas esas situaciones extrañas que nos parecen anómalas y, que de forma sorpresiva, pudieran darse en múltiples relaciones de nuestro entorno y ya dentro de su mecanismo psicológico y gradual de cambio entremezclándose en nuestra forma de pensar, mucho más sobre todo cuando las tratamos con la intención de alertar su transformación, debido siempre a diferentes episodios de fantasmagóricos ídolos, que pudieran ser banalmente consagrados por toda nuestra implicación en diferentes facetas personales, de las que seguramente tardemos en desprendernos. Ahora bien, en cambio, también pudieran generar ciertos desánimos y desalientos, pero solo cuando nuestro ofrecimiento vital no es reconocido, menos valorado por quien esperamos y, desilusionados viajamos por un "triste y desolador paisaje" que enrarece y entristece aún más su largo recorrido. Cuidaros mucho.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres