miércoles, 20 de octubre de 2021 08:37 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mentiras y engaños

Descomposición

Como era previsible, la sombra de la vacuna es alargada y ya podemos ir dando por finalizado el proceso pandémico. Y a rey muerto (la gripe normal), rey puesto (el coronovarius) y otra de gambas!..., que ya se va acercando el calorcito y las fiestas.

Archivado en: Nicolás Pérez Hidalgo, bipartidismo, dscomposición política

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Nicolás Pérez Hidalgo
19/3/2021 - 03:30

Debe ser por eso, y porque la primavera la sangre altera, que nuestros politicastros han vuelto a las andadas y a sus juegos de tronos. Los unos porque han olido a naranjas podridas allá por tierras murcianas y han pesado que era el momento de mover el árbol a ver si caía alguna. Y los otros porque con el tesorero largando todos los días en los juzgados, la vieja guardia negándolo todo, y los malos resultados electorales en Cataluña, han pensado que era el momento de lanzar una opa (ostil) a ver que pescaban. Y empiezan a sacar las redes cargadas.
Aquellos partidos que aparecieron a la sombra de la crisis económica y por el hartazgo de la gente, están descomponiéndose con el paso de los años, porque no tenían base en la que cimentarse. Solo así se entiende la desbandada de los naranjas a cambio de cargos presentes, y futuros, a la bancada azul. Pocos o ninguno cambiarán el naranja por el rojo.
Lo mismo les pasa a los morados, la descomposición es tan grande ya que van camino de no quedar nadie de aquí a las próximas generales y municipales. Incluso el líder supremo ha tenido que arremangarse y bajarse a enfangarse en la comunidad de Madrid, por aquello de seguir sintiéndose vivo en la mentira política. Volveremos más pronto que tarde al bipartidismo porque el ego de alguno hizo imposible la estabilidad de un partido que sirviera de bisagra para obligar a los dos de siempre a hacer políticas que ayuden a la gente.
La realidad ha puesto a cada uno en su sitio y se terminó la idea de un gobierno de coalición. No hay ministros de podemos en ministerios de peso y los acuerdos de gobierno se cumplen a medias o ni siquiera se cumplen. Con estos mimbres es imposible hacer cestos. Eso habrá pensado Pablo Iglesias aburrido de tanto Consejo de Ministros, en el que se sientan como marionetas manejadas por los lobbies económicos de este país. Y para estar así, lo mejor es irse, antes de desfigurarse por completo.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres