jueves, 28 de octubre de 2021 02:00 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mentiras y engaños

Ocurrencias rurales

Justo en la hora que me pongo a escribir estas líneas, vuelven a sonar las campanas en algunos de los pueblos de la provincia. Lejos quedaron ya aquellos campaneros que cobraban por dar las horas, tocar a muerto o anunciar que llegaba "la nube". Los que hoy tocan lo hacen convocados por las muchas plataformas que han salido, como setas en otoño lluvioso, enarbolando la bandera contra la despoblación. Pero, muerto el burro la cebada al rabo, que diría mi abuela.

Archivado en: Nicolás Pérez Hidalgo, 'Erasmus rural',

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Nicolás Pérez Hidalgo
09/4/2021 - 04:40

Lo que hace ya bastante más de dos años empezó como un grito desesperado ante los numerosos incumplimientos de las administraciones para con las zonas rurales, poco a poco ha sido fagocitado por los que han visto en esto de la despoblación un negocio cojonudo. Sobre todo, desde que los de Europa han dicho que van a poner dinero, para no se sabe muy bien qué. Lo rural está de moda, y algo más después de la pandemia. Pero solo es eso, una moda pasajera, que nos venden de vez en cuando los medios con algún ejemplo de gente que dice volver al pueblo. Mentiras y engaños. Ya lo he escrito en más de una ocasión, pero no está de más recordar que en los pueblos solo se puede vivir de dos cosas: la agricultura y la ganadería, y de vez en cuando alguna industria agroalimentaria y algún servicio básico (un bar, una farmacia, algún hotelito con encanto...). Lo demás es hacerse trampas al solitario.
La última ocurrencia que prepara nuestro incompetente Gobierno es eso que llaman el "Erasmus rural". Que según parece es para que los jóvenes tengan su primera experiencia laboral (no menos de tres meses) consiguiendo una "conexión emocional y laboral" en un pueblo, según ha dicho la ministra del ramo. En fin, que en el curso 2021-2022 llegarán los erasmus pa entresacar remolacha, sacar abono de las cuadras o pastorear las ovejas en nuestros pueblos de dios. Esperemos que no acaben esclavizados, como sucede a no pocos inmigrantes que llegaron un día atraídos por un trabajo y una vida mejor y se toparon con algunos "desgraciados rurales" que se aprovecharon de ellos. Aunque de eso, parece que quiere hablar mucho ni en los medios, ni tampoco la ministra del reto demográfico.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres