lunes, 20 de mayo de 2024 20:46 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
con la venia señoría

Resumido en ocho palabras

Dañar hasta el extremo de asesinar a los propios hijos es de una crueldad inimaginable, de una naturaleza bárbara y abominable y todo para maltratar mucho más a una pobre madre rota por su desgracia y en donde su dolor mas patético pueda llegar a vivir de forma agónica en la macabra interpretación de su maltratador con trastorno de personalidad asociado y clara ausencia de empatía que recrea con ese único afán de estimulación propia y por el que trata de asegurar su propio mecanismo de defensa y ante el abusivo castigo que inflige sobre su mujer, la cual no llegará a recuperarse en la vida.

Manu Salamanca
18/6/2021 - 01:10

Es su único pretexto y ante la evidente instrumentalización que hacen todos aquellos que golpean, violan derechos y libertades, secuestrando y maltratando a sus menores. Ellos son machistas, narcisistas en grado máximo, energúmenos disfrazados de responsables padres; son elementos que priorizan con su salvaje actitud el desenfreno de su despiadada magnificencia y es que todo se produce después de una concebida separación y definitivo divorcio. La frase que tan desgraciadamente hacemos tan popular "te voy a dar donde más te duele" es desgraciadamente una clara amenaza que "resumido en ocho palabras" busca la esencia catastrofista de este tipo de locos degenerados, incansables maestros del horror, llevado a sus nefastas consecuencias. Es la más injusta y cruda realidad que inalterable busca mayúsculas proporciones en el ejercicio calamitoso de su pervertido empeño, ya que de manera incontrolable es secundario a la víctima principal. No atender las necesidades de los hijos, no darles las medicinas que necesitan, no alimentarles lo suficiente, no abrigarles cuando esté frío, o quizá poner a disposición de un niño diabético una bolsa de chucherías, haciéndoselo saber a su madre, es un tipo de violencia machista y del todo cobarde, que se extiende para tan sólo referirse a la posibilidad de dirigirla a terceras personas en su diabólico planteamiento absoluto como tan devastador se pronuncia. La macabra violencia por venganzas que se ejerce rabiosamente sobre las personas más vulnerables e indefensas, constata la amenaza persistente que se hace más explícita cuando se produce la separación, y sólo cuando la mujer ha verbalizado su deseo, su intención de terminar con una relación y cuando ésta quiera iniciar una nueva etapa con otro tipo de gente en su vida, porque sigue estando en su perfecto derecho. Es imprescindible seguir protegiendo a los menores indefensos. En ocasiones la mujer maltratada se encuentra con que su propio entorno pudiera desincentivar una denuncia, como haciéndola saber que piense bien lo que se hace, no vaya a mandar al padre de sus hijos a la cárcel. Es necesario que la mujer pueda acceder a los recursos disponibles que cada Ayuntamiento pone a disposición, denunciando pero como primer paso, sino esta capacitada para denunciar, se abogaría por la prevención que normalice su atención primaria y en aras de su propia seguridad y la de sus hijos, buscando refugio y protección en sus seres más queridos y amigos cercanos.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres