miércoles, 30 de noviembre de 2022 09:04 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Un amigo de León

No es oro todo lo que reluce

Estamos en unos momentos en los que no sabemos si quitar la mascarilla, quienes están vacunados, o qué tiempos se nos avecinan, aunque a lo mejor la situación mejorará con los millones de euros que nos va a facilitar la Unión Europea. La cosa estar, como diría un castizo, está, pero cómo está de verdad no lo sabemos.

Archivado en: Maximino Cañón, ERTEs, pandemia, hostelería,

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
02/7/2021 - 02:20

Es cierto que las calles están llenas, la hostelería, que sobrevive, parece que va encontrando el sitio de antes de la pandemia, y así muchos otros negocios y actividades que son, mayoritariamente, los que en nuestra provincia generan el mayor número de empleos. No vamos negar que los ERTES (Expedientes de Regulación Temporal de Empleo) han sido, y son, un colchón innegable que ha permitido que muchos trabadores hayan podido subsistir mientras el Estado de Alarma, y hasta hoy día.
En León tenemos otra situación que, en parte, ha sido el colchón donde dormían y comían, ya que además de padres y abuelos, muchos hijos/hijas, con la respectiva descendencia, pudieron agarrarse a la pensión que, aunque no fuera mucha la cuantía, se venía cobrando regularmente. En medio de esto, cuando uno lee ciertos anuncios publicitarios, me sorprende lo barato que se estaban anunciando algunas marcas de coches por un importe que rondaba los cuatrocientos euros mensuales. Pues no está mal para los tiempos que vivimos. Pero al acercarme al anuncio, para satisfacer mi curiosidad, leí en letra pequeña que, además de la cuota fija mensual, había que pagar una importante cantidad a la entrada y otra al finalizar. Las agencias de publicidad, como es su obligación, intentan buscar el mayor impacto en el posible comprador que le anime a decidirse por una determinada marca. En tiempos de crisis se agudizan las ideas.
Todo ello me trae a la memoria algo que me contó un conocido de mucha más edad que yo y que no deja de tener su miga y, quizás cierto parecido. Me dijo que se había echado una novia que le comentó que era hija única y su padre era poseedor de grandes propiedades. Pasado el tiempo se programó la boda y a la hora de mandar las invitaciones el novio advirtió que su novia mandaba seis invitaciones a otras tantas chicas con los mismos apellidos y dirección y él, extrañado, le dijo: "Y estas ¿quiénes son?". "Mis hermanas", contestó. A lo que él, con cara de estupor, le dijo: "Pero no me dijiste que eras hija única?". "Sí. Pero no me dejaste terminar la frase cuando, sumidos en el momento amoroso, terminé diciendo sí soy hija única, si se me mueren las seis hermanas que tengo". Al final,... se casaron.

 

 

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres