jueves, 28 de octubre de 2021 02:02 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
ENTREVISTA / JOSÉ ANTONIO DIEZ / ALCALDE DE LEÓN

"Esta comunidad autónoma ha sido un injustificado castigo para León"

José Antonio Diez, alcalde de León, repasa en el ecuador de la legislatura la actualidad y futuro de la ciudad, dos años de gobierno marcados por la pandemia de coronavirus y un futuro esperanzador con la creación de suelo industrial en el área de Puente Castro para atraer empresas. Diez, con León por bandera, reconoce que la Comunidad de Castilla y León en lugar de vertebrar un territorio lo único que ha  sido es "un injustificado castigo para León". Se ha mostrado muy reivindicativo ante los ministros que han visitado León en los últimos meses, que no siempre han incluido el Ayuntamiento de la capital en su agenda. “Estoy haciendo lo que tienen que hacer los alcaldes, reivindicar, pedir y defender a su tierra y a su gente”, puntualiza José Antonio Diez.

“Creo que desde las administraciones se debería haber sido algo más cauto en la desescalada” - “La mejor propuesta de este equipo de gobierno son los 1,2 millones de metros de suelo industrial en Puente Castro”

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Anabel Martínez
09/7/2021 - 23:59

Cumplidos dos años al frente de la Alcaldía de León, ¿Alguna vez pensó que tendría que enfrentarse a una crisis como la derivada de la pandemia?
La verdad es que estos dos primeros años de mandato ha habido algo que ha afectado de manera clara al desarrollo de este tiempo, la crisis sanitaria a consecuencia de esta pandemia de coronavirus. Creo que ni yo ni nadie, ni los más pesimistas pueden pensar nunca que van a tener que enfrentarse a una situación de este tipo. Por lo tanto, es algo que nos ha pillado a todos los dirigentes, a todos los ciudadanos, de una manera muy sorpresiva desde el punto de vista negativo.

No obstante, nosotros, a pesar de esos dos años en los que las tres cuartas partes del tiempo transcurrido se han visto afectadas por la pandemia, en distintos grados, en distintas restricciones, he de decir que nuestro objetivo y nuestro compromiso con León ha seguido estando ahí. Pese a las propuestas obstaculizadoras desde la oposición que básicamente buscaban la paralización de la gestión municipal, nosotros hemos trabajado con dos objetivos concretos. Por un lado, y el que en ese momento era el más importante, intentar contribuir, ayudar dentro de la posibilidades que tiene una administración local y las competencias que tiene, a aquellos sectores más desfavorecidos y a las personas más vulnerables. En ese sentido se adoptaron muchísimas medidas, que se consensuaron con el diálogo social que facilitaron y ayudaron a los sectores económicos y a las personas con más dificultades para, de alguna manera paliar parte de esta difícil situación. Es cierto que de una manera digamos humilde, en base a los recursos municipales, pero también de manera satisfactoria, porque posibilitó en muchos casos la continuidad y mejora de la situación de la actividad económica en la ciudad de León. Y también los incrementos en las ayudas de emergencia social, prácticamente duplicadas, para atender a las personas más vulnerables, más necesitadas, que como consecuencia de la pandemia eran más.

Por otro lado, mantener el pulso de la ciudad. No estábamos dispuestos a que durante este tiempo León perdiera sus oportunidades de tener competitividad y ser una ciudad atractiva cuando la pandemia finalizase o se retomase la actividad a nivel general. El haber paralizado la ciudad, el no haber realizado inversiones, no haber realizado actuaciones en los distintos ámbitos que hemos llevado a cabo, habría supuesto que León sería una ciudad parada, una ciudad sin atractivo.

¿Qué se ha hecho mal para que la ciudad de León tenga una incidencia acumulada de más de 600 casos por 100.000 habitantes cuando debería haber entrado en la nueva normalidad?
Partiendo de la premisa de que tomar decisiones sobre una cuestión de pandemia es realmente compleja y difícil, y viendo que la incidencia está sobre nuestros jóvenes, aquellos que todavía no han tenido la posibilidad de recibir la vacunación, creo que desde las administraciones se debería haber sido algo más cauto en la desescalada, sobre todo en aquello que tiene que ver con los centros de mayor concentración de personas jóvenes. Medidas que ya se están proponiendo en otras comunidades autónomas, de restricciones en algunas actividades, quizás no deberíamos tener que haber llegado a esas restricciones, sino que ya desde el inicio deberíamos no haber contemplado esa apertura masiva absolutamente de todo.

Creo que afortunadamente, aunque el índice de contagio sigue siendo elevado, la presión asistencial no es alta, pero no hay que confiarse por que este virus muta de tantas formas y de tantas maneras que las complicaciones pueden llegar en cualquier momento.

Pasamos de ser una administración, la Junta de Castilla y León que es la que tiene las competencias en esta materia, restrictiva al máximo, que incluso nos mandaban estar en casa a las ocho de la tarde cuando en ningún lugar se hacía eso, y de repente pasamos a la libertad, a que ya todo se podía hacer, todo estaba abierto. Esa situación demuestra también los vaivenes que ha dado la Junta de Castilla y León durante toda esta pandemia, plagada de incoherencias, de normas contradictorias.

Creo que este caso corresponde más a la situación que se vio en la Comunidad de Madrid, como el magnífico resultado que tuvo el Partido Popular, en concreto la señora Ayuso, se justificó en base a esas mínimas restricciones que aplicó en Madrid durante la pandemia. Creo que gobiernos como el de Castilla y León, que parece que estaban sobre todo para salvarnos la vida, pasaron a parecer más que estaban del lado de ganar votos que de salvar vidas.

Veremos a ver cómo se desarrolla y yo espero que todo vaya mejor. Sigo apelando evidentemente a la responsabilidad de todos, no sólo de los jóvenes,

¿Cree que la ciudad está abocada a nuevas restricciones sanitarias, a un nuevo cierre de la hostelería?
Espero que no en lo que es la hostelería. Parece que tal como está encaminándose en otras comunidades autónomas esos cierres vayan más encaminados hacia el ocio nocturno, que son actividades donde la concentración de jóvenes es muy elevada y muy difícil de controlar. Pero esas son decisiones que tiene que adoptar la Comunidad Autónoma y yo espero que lo que es la hostelería convencional, la restauración, no se vea afectada por estas nuevas restricciones que seguro que tendrán se poner en algún momento.

El Ayuntamiento para paliar esta crisis ha puesto en marcha algunas medidas como los bonos al consumo, ampliación de terrazas, exención de tasas...¿Vistos los resultados se van a mantener?
Planteamos un montón de iniciativas entre las que algunas han sido más conocidas, o podemos decir que han podido tener mayor éxito porque han afectado a una parte mayor de la población; entre ellas los bonos al consumo, una iniciativa totalmente pionera que cuando salió había muchos detractores y nos decían que iba a ser un fracaso. Y el tiempo nos dio la razón con un rotundo éxito. En la segunda campaña, en pocos días se agotaron todos los bonos.

Son campañas que estaban pensadas en dos vertientes. En un lado los ciudadanos, en facilitar a todos los ciudadanos una ayuda económica después de una dura pandemia que evidentemente han sufrido todas las familias leonesas, y por otro lado, ayudar a un sector que sí que había padecido mucho como el comercio y en esta segunda etapa, la hostelería.

El poder mantener esa campañas no es sencillo, porque uno de los argumentos principales para poder desarrollarlas era precisamente la pandemia. En el momento en que no estemos, o se considere que ya no estamos en una situación pandémica, justificar este tipo de ayudas o subvenciones no será sencillo desde el punto de vista de la normativa vigente y de las leyes.

¿131 millones de euros es un presupuestos suficiente para gestionar una ciudad como León?
Sí. Yo siempre he dicho que el Ayuntamiento de León no tiene un problema desde el punto de vista de los recursos económicos. Tiene problemas desde el punto de vista de la ejecución presupuestaria y también cuando estás sometido a un severo plan de ajuste. Nosotros tenemos que ser conscientes de que nuestro presupuesto se tiene que adecuar a nuestros ingresos. Si nuestros ingresos se sitúan en torno a los 130-135 millones de euros, nuestros gastos no pueden superar ese importe. Son cantidades que junto a las aportaciones que tienen que realizar y realizan otras administraciones como la autonómica, la estatal y como en el futuro serán los fondos europeos tienen que permitir a la ciudad dinamizarse, avanzar y seguir hacia adelante.

¿El futuro de León, sus obras, está supeditado a estos fondos europeos, teniendo en cuenta que los ingresos han bajado?
Durante la pandemia tuvimos un descenso en torno a los 7-8 millones de euros de los ingresos municipales, principalmente por los ceses de actividad que se produjeron. Pero son situaciones, dijéramos, más bien coyunturales. Por tanto, es previsible que en el futuro se vuelvan a recuperara esos niveles de ingresos.

Hay varios tipos de proyectos pendientes en la ciudad. Están los proyectos meramente municipales, que cuentan con una financiación propia; están los proyectos que tienen una cofinanciación, por ejemplo los proyectos Edusi que hay una parte que el 50% lo pone Europa y el 50% lo pone el Ayuntamiento. Y luego hay otro tipo de proyectos pendientes en la ciudad cuya financiación es 100% pertenciente a otras administraciones, bien sea la Junta de Castilla y León, o bien sea el Gobierno Central. Hay proyectos que van avanzando y hay otros proyectos que están o muy ralentizados, parados o incluso algunos olvidados. Para nosotros son importantes todos los proyectos aunque algunos de ellos lleven tanto retraso que ya incluso deberían repensarse. Pero es importante que todos esos proyectos que estuvieron pensados e ideados para León en su momento se lleven a cabo. Si se pensaron en su momento es porque eran necesarios, son imprescindibles para el desarrollo económico y para el futuro de la ciudad de León.

Con la refinanciación de la los 110 millones de deuda ¿Cómo quedan las arcas municipales?
Esa operación que llevamos al Pleno pasado de refinanciar nuestra deuda es básicamente pasar la deuda pública que teníamos establecida con el Ministerio a través del ICO a deuda privada con las entidades financieras. La deuda va a seguir estando lo que sucede es que en lugar de tenerla con el Estado la vamos a tener con el sector privado. Hay que decir que el viernes pasado nos llegó algunos acuerdos del Ministerio de Hacienda que dan otras posibilidades que tenemos que valorar y estudiar de refinanciaciones de deuda. Están valorando poder ampliar plazos de amortización y cuestiones de este tipo, que los servicios económicos del Ayuntamiento ahora están estudiando. Pero la mayor importancia que tiene el poder transformar o traspasar la deuda que tenemos con el Estado al sector privado es que saldrás prácticamente automáticamente del plan de ajuste, con lo que ello conlleva tanto desde el punto de vista de las tasas de reposición, de la necesidad de creación de unas sociedades o fundaciones que son necesarias en este momento para el funcionamiento municipal..., tiene muchas ventajas salir del plan de ajuste. Pero ahora estamos estudiando qué es lo que más nos conviene al Ayuntamiento en estos momentos y por tanto, a los leoneses.

Tras las elecciones municipales está gobernando en minoría, con el concejal de Podemos-Equo, y el apoyo tácito de la UPL. ¿Qué balance hace de estos acuerdos?
Desde el principio, siempre dije en la campaña electoral que gobernaría en minoría. Hoy por hoy es muy difícil establecer alianzas sólidas y firmes de gobierno, nos fijamos en otras administraciones es prácticamente igual. El gobierno lo hemos conformado con los concejales del PSOE, con el concejal de la formación Podemos-Equo Nicanor Pastrana. Ese es el equipo de gobierno. Luego, nuestra misión es intentar llegar a acuerdos con las distintas formaciones políticas para seguir avanzando en la gestión municipal. Dentro de la oposición ha habido dos tipos. Una oposición responsable que es la que ha ejercido claramente la Unión del Pueblo Leonés, donde ha valorado por encima de cuestiones políticas o partidistas el beneficio de los leoneses. No quiere decir que absolutamente en todos los proyectos hayan estado de acuerdo o los hayan apoyado. Ha habido proyectos que no hemos podido llevar adelante porque no tenían el consenso y apoyo suficiente, pero siempre ha mostrado una actitud proactiva en el sentido de buscar el avance de la ciudad y el beneficio de los leoneses.

Y por otro lado, hay una oposición que es la que han practicado los otros dos grupos políticos, tanto PP como Ciudadanos, una oposición de obstaculización, bloquear la gestión municipal realizando muchas veces propuestas o acciones que lo que conllevaban es tener que asumir, poner recursos que deberían ser competencia de otras administraciones, que es básicamente la administración autonómica, con el único objetivo de la demagogia y de conseguir frenar la inversión en la ciudad y de obstaculizar todo lo que tuviera que ver con la gestión municipal. Han sido muy pocas las propuestas interesantes que han llegado desde estas formaciones políticas, casi todas ellas carentes del encaje dentro de un proyecto de ciudad. Espero que estos dos años se den cuenta que mientras estamos en el Ayuntamiento lo que tenemos que intentar hacer es trabajar de manera conjunta y coordinada para que la ciudad avance. Ya llegarán las próximas elecciones dentro de un par de años y los ciudadanos ya decidirán lo que quieren.

¿La salida de Susana Travesí del equipo de Gobierno por su podemos decir empecinamiento en el nombramiento del director del Ildefe ha aflorado alguna crisis en el seno del propio equipo de gobierno?
No. En cuanto a crisis, no. Lo que ha habido que hacer es una reordenación de las competencias que ostentaba Susana Travesí y ha llevado a una nueva reestructuración del equipo de gobierno. El grupo municipal sigue estando constituido por los diez concejales donde evidentemente la acción de unidad política es clara y definida. Se ha trastocado en el sentido que hemos tenido que reordenar competencias, sobrecargar a algunos concejales con más carga de trabajo, pero es una decisión personal de Susana. En su momento decidió que no quería ostentar ninguna competencia delegada, yo intenté convencerla de que no teníamos que mezclar lo que hubiera pasado o lo que pasaba en una sociedad como es el Ildefe con lo que es la gestión municipal, pero es una decisión personal suya y yo evidentemente la respeto.

Algunos proyectos han pasado de largo por León. Se quedó sin el Centro Europeo de Ciberseguridad. Ahora la Junta postula a León para acoger el Centro de Incubación de Proyectos Aeroespaciales de la Agencias Espacial Europea. ¿Se mantiene el objetivo de ser polo tecnológico y de ciberseguridad?
No es que se mantenga, es que ya lo es. León tiene el Incibe y por tanto, a pesar de no haber sido elegidos como Centro Europeo de Ciberseguridad, somos el centro espejo de ese centro de ciberseguiridad en España que está en el Incibe. Por lo tanto, León, somos el polo tecnológico y en materia de ciberseguridad. Aquello no pudo ser, sabíamos que era muy difícil desde el principio, pero cuando tú concurres a algo evidentemente puedes ganar o puedes perder. En cualquier caso, León ganó porque eso significó la apuesta definitiva del Gobierno de España por León en materia de ciberseguridad cuando ya había otras competencias en Madrid y en otras ciudades peleando por tener ese poder desde el punto de vista de la ciberseguridad.

La propuesta de la Junta de Castilla y León..., que no nos engañemos la Junta de Castilla y León
como siempre se apunta al carro porque es quien nos tiene que proponer, pero le aseguro y yo que conozco un poco el fondo del tema, si hubieran podido proponer a otro que no fuera León lo habrían propuesto. Ha habido que pelear, especialmente desde algún sector concreto, que es quien hace la propuesta para que ese centro se mantenga en León y no se pensara como se pensó cuando se realizó la propuesta en Valladolid que igual podría estar en otro sitio. Faltaría más que la Junta de Castilla y León fuera a apostar por algo definitivo aquí en León. Que sepan que sabemos cuales son las intenciones de la Junta con cualquier proyecto que sea identificativo con León o en exclusivo para León.

¿Cree que la Junta es injusta con León en comparación con otras capitales, por ejemplo Valladolid?
El problema que tenemos es que tenemos un modelo territorial de una comunidad autónoma que en vez de vertebrada ha habido una desvertebración absoluta, de un territorio de la región leonesa que no es que lo diga yo, es que lo dicen los datos, los datos macroeconómicos, los datos estadísticos, los datos de población... absolutamente todos los datos dicen lo que ha pasado en estos 40 años en este territorio. ¿Injusta? Es que si solo hubiera sido injusta nos quedaríamos muy cortos, yo creo que ha sido la gran artífice de la situación que vive actualmente esa tierra. Nada nos han dado y nada esperamos de ellos, evidentemente.

Proyectos empresariales han tenido que pasar de largo por falta de suelo industrial. ¿La ampliación del Parque Tecnológico, el nuevo polígono en la carretera de Villarroañe y el suelo comercial en la Granja son el repulsivo económico para el futuro de León?
Es cierto que León ha perdido durante muchos años las oportunidades que necesitaba y que se le brindaron com consecuencia de no haber tenido un espacio industrial adecuado a las necesidades en ese momento. Por aquí han pasado, y no digo ahora sino en etapas anteriores, empresas con interés de asentarse en esta ciudad y no lo han hecho por falta de suelo industrial y han tenido que marcharse a otros lugares.

Por eso digo que la mejor propuesta que hemos realizado este equipo de gobierno, porque va a ser el futuro de esta ciudad, que le va a permitir recuperar ese pulso, la actividad, la población, el empleo, es ese 1,2 millones de metros cuadrados de suelo industrial que hemos lanzado, que hemos dado los primeros pasos para su desarrollo en la zona de Puente Castro. Creo que una ciudad, que no tenga lugar donde ubicar nuevos negocios, nuevas empresas, nuevas actividades, al final es normal que ante esa falta de oportunidad nuestra población tenga que emigrar. Por lo tanto es la mayor oportunidad y la acción más importante que se va a realizar en este mandato y en otros muchos mandatos para el futuro de nuestra ciudad.

El Parque Tecnológico, que es una competencia exclusiva de la Junta de Castilla y León y que llevamos desde la aprobación de su ampliación en 2017 cuatro largos años esperando a que se haga algo, sigue sin haber grandes avances en ese sentido. El Ayuntamiento de León aprobó una moción en la que planteamos hacer nosotros las modificaciones del PGOU, algo que podría hacer la Junta, pero para decir que tenemos voluntad evidentemente, lo vamos a hacer nosotros. Pero no lo hemos podido iniciar tampoco porque la Junta no nos ha dado respuesta a los requerimientos para hacerlo. Así que espero de que lo impulsen, que tienen que pagar las expropiaciones de ese suelo, tal y como aprobó el Pleno municipal ya que en la primera fase el suelo lo puso el Ayuntamiento. Y he solicitado por carta una entrevista con el señor Mañueco para abordar entre otros temas el Parque Tecnológico y otros temas pendientes. Hay algunos en los que se ha avanzado, y estoy agradecido evidentemente como es el Conservatorio de Música o el centro de salud de la Granja, pero sigue habiendo muchos proyectos muy importantes ralentizados o parados en la ciudad.

¿Existe alguna medicina para lo grandes proyectos para León que se han cronificado? Ciudad del Mayor, FEVE, AVE, Teatro Emperador, Palacio de Congresos, ampliación de San Marcos, Torneros, soterramiento del cruce de La Granja...
Son todos proyectos, como me refería antes, que son competencia exclusiva de otras administraciones, en este caso concreto de la Administración Central. Es cierto que la mayoría de los que estamos hablando no son de ayer ni de antes de ayer, ni siquiera de este último gobierno, vienen de muchos años atrás. Las situaciones que padecemos provienen de actuaciones pasadas. La actuación de FEVE, un proyecto que estaba encaminado a tener un sistema de movilidad pionero, moderno, con un sistema de tren tram hasta las estación de Matallana, el gobierno del PP lo paralizó; no sólo lo paralizó sino que lo olvidó, porque cuando tu paralizas algo para darle otra alternativa, pues bueno, todavía puedes buscarle algún sentido, pero cuando paralizas las cosas por paralizarlas sin darles alternativas no tiene ninguna justificación ni explicación. Ahora mismo está en licitación la fase de urbanización de la estación de Matallana que esperamos que a lo largo de 2022 se puedan iniciar o ver gran parte de las obras, una actuación que tardará tiempo en verse y producirse. Es evidente que cuando no se ha hecho absolutamente nada en tanto tiempo... primero resolver el litigio que hubo, segundo, volver a licitar, tercero que el adjudicatario construya los trenes, luego todo el tema de homologación y puesta en servicio... Estamos hablando que aunque hoy mismo se pusiera en marcha todo este procedimiento no menos de cuatro o cinco años faltaría para que llegara un tren a la estación de Matallana. Mientras tanto, se habla de alternativas, que si un autobús eléctrico podría circular la traza. Creo que mientras sean situaciones de carácter provisional podrían aceptarse porque sin duda mejorarían la situación, pero sin olvidar que León siempre va a exigir y reivindicar la llegada del tren, en este caso todo tram viario a la estación de Matallana.

El proyecto de integración ferroviaria de Alta Velocidad, lo he calificado ya muchas veces como una auténtica chapuza. No habrá una ciudad que tenga una integración más chapucera que la que nos ha dejado el PP en la ciudad de León, una integración ferroviaria que se ha resuelto con 25 millones de euros, que es lo que se ha gastado el Estado en realizar la integración de la Alta Velocidad en la ciudad de León, con dos vía a nivel que llegan hasta el propio Ordoño II e imposibilitan lógicamente la permeabilidad en toda esa zona, incluso la intermodalidad con la estación de autobuses y la estación de tren, y con un soterramiento excesivamente corto, que lo que tenemos ahí sólo es un paseo, un paso encajonado con unos desarrollos urbanos que esperemos se desarrolle también algún tipo de actuación y no dejen esos eriales, esos solares... como digo, una integración ferroviaria que es una auténtica chapuza se mire por donde se mire. Insisto, es una actuación urbanística que no nos satisface a los leoneses bajo ningún concepto. Sigue manteniendo desde Trobajo hasta Ordoño II la brecha, porque sigue habiendo vía en superficie, no hay permeabilidad ninguna y del otro lado es un soterramiento muy cortito que llega prácticamente hasta el antiguo paso a nivel del Crucero y encima encajonado con unas barreras porque los desarrollos urbanos que tenían que llevarse a cabo no hay previsión alguna de los que va a realizarse ahí.

Antes decía que algunos de los proyectos que no terminan de salir tendrían que ser repensados. ¿A cuáles se refiere?
Digo que a veces hay proyectos que se plantean en un ciudad en materia urbanística, circunvalaciones, rondas, etcétera, que igual en el momento en que se pensaron hace 20 años eran de una manera pero ahora tienen que ser de otra. Por ejemplo, necesitamos con urgencia perentoria el soterramiento del cruce La Granja, un proyecto que también estuvo previsto en su momento, y que cuando llegó el PP lo olvidó y lo sustituyó por una rotonda en superficie, una rotonda que además no cumple con la normativa estipulada en materia de circulación y de tráfico. Para nosotros va a suponer un auténtico problema en el momento en que se comience a desarrollar la actividad en el sector de La Granja, unas vías con poca capacidad, unas rotonda que van a conformar unas aglomeraciones enormes, esperemos que solo se creen aglomeraciones y no haya otro tipo de incidentes. Necesitamos ese soterramiento tal como lo tiene el cruce de Villaobispo.

Volvemos a lo mismo, aunque eso se vuelva a lanzar ahora mismo, en menos de dos años, o dos años y pico, no veríamos la ejecución de esa obra. Por lo tanto, hay actuaciones en la ciudad que se hacen, se vuelven para atrás, se vuelven para adelante, y al final eso hace la situación sea muy compleja y mu difícil de optimizar o de verla realizada.

¿Se considera el alcalde más reivindicativo que ha tenido León, incluso ante un Gobierno y ministros de su propio partido? ¿Cree que Ábalos tomó nota de sus reivindicaciones urgentes e en su última visita a León?
No me considero más que nadie en prácticamente en nada. Creo que lo que estoy haciendo es lo que tienen que hacer los alcaldes que es reivindicar, pedir, defender a su tierra y a su gente. Y lo haces ante quien tienes la oportunidad de hacerlo y ante quien tiene la responsabilidad de darte respuestas a tus problemas, bien sea la comunidad autónoma, bien sea el Gobierno central. Creo que una alcalde lo que tiene que hacer es pelear por su gente, pelear por su ciudad y esa pelea te lleva a ser reivindicativo. Es lo que un alcalde debe hacer y lo que los ciudadanos esperan de un alcalde

En los últimos meses, tres ministros han visitado León, pero no todos han incluido al Ayuntamiento en su agenda. ¿Se ha sentido apartado o menospreciado?
En primer lugar diría que cuando un ministro o alguna autoridad no acude al Ayuntamiento de León no menosprecia al alcalde, menosprecia absolutamente a todos los leoneses. Yo soy su representante y si deciden no venir a verme y no hacer una visita a la casa de los leoneses, el desprecio no es al alcalde, es a todos los leoneses. Y que sepan que los leoneses tomamos nota.

Es cierto que han venido algunos ministros, algunos con un tipo de agenda, otros con otro tipo de agenda. Que los ministros no se acercan al ayuntamiento de León, que se reúnan con el alcalde no es un cuestión propia de los ministros, que hay que entender que cuando un ministro va a un sitio va con una agenda que le definen y le marcan, va más encaminada por algunas personas del propio partido, del partido socialista que piensan que haciendo este desprecio al alcalde, no sé, ma hacen daño a mí, Y ya digo, que a mí el daño me hacen el justo, como pueden haber comprobado, se lo hacen a todos los leoneses. Así que espero que estas actitudes pueriles, de gente con muy poca capacidad política, con gente con muy poca visión sean corregidas inmediatamente más allá de lo que luego cada uno en el partido, o personalmente tenga. Aquí lo importante es León y los leoneses. Y ese desprecio que ha realizado el Partido Socialista a León, al Ayuntamiento y a su alcalde, evidentemente me consta y lo sé que los ciudadanos lo tendrán en cuenta.

Ha comentado que ha recibido más apoyos ahora, con esta situación que cuando fue elegido alcalde. ¿Hay mala relación con dirección provincial del PSOE?
Es cierto que he recibido muchos más apoyos como consecuencia de las actuaciones que últimamente ha habido que cuando fui nombrado alcalde, muchísimos más. Es incomparable el número de apoyos y de cariño que he recibido.

Está claro que en el PSOE provincial hay una línea de partido que más allá de lo que es el propio partido, nuestros ideales y nuestros valores, que no concuerda mucho con la que yo estoy defendiendo, con nuestro derecho a nuestro propio gobierno, a exigir, tal y como dice la Constitución y es de justicia además, nuestra propia comunidad autónoma, o estas situaciones reivindicativas que he planteado, que como digo las planteo como alcalde. Cada uno en su ámbito tiene que dar y rendir sus cuentas ¿no? Los partidos sabemos como funcionan, los aparatos de los partidos, etc..Pero yo en este sentido estoy muy tranquilo con lo que estoy haciendo porque además no estoy haciendo nada que no debiera hacer y por tanto el partido en el ámbito provincial tendrá sus posicionamientos y sus puntos de visa que como digo, está claro, en muchos de ellos no somos coincidentes. Pero creo que eso pasa en todas las casas.

En diciembre hay renovación. ¿Se va a presentar de nuevo a la agrupación local?
Empezaremos ahora con los congresos, con el federal, luego el autonómico, luego vendrá el provincial del que todavía no hay fecha, y ya veremos. Ya veremos cuando llegue ese momento la decisión que puedo tomar.

Siempre lleva a León por bandera y el Ayuntamiento de León aprobó la moción por la autonomía de la región leonesa ¿Cree que haber defendido la autonomía de León le ha acarreado consecuencias?
Creo que todos los leoneses seamos del territorio que seamos en esta provincia tenemos clara una cosa, que esta comunidad autónoma ha sido un injustificado castigo para nosotros y por tanto lo que deseamos todos es de alguna manera poder solventar esta situación. Puede haber muchas manera de solventarla, puede haber un giro coperniquiano en la comunidad autónoma y que de repente se vuelque con toda esta región que ha tenido vilipendiada durante 40 años... cosa que dudo muchísimo. Pero lo que está claro que los leoneses, estemos donde estemos no estamos de acuerdo. Estoy generalizando, siempre habrá alguno que lo esté, pero no estamos conformes con esta situación.

Me consta que hay ayuntamientos en los que la moción leonesista no ha salido adelante, pero no ha salido adelante contra el sentir de sus vecinos, algo que seguramente tendrá sus consecuencias, probablemente también en su momento electoral. Porque si un alcalde no debe hacer algo es ponerse de espaldas a sus vecinos y si tus vecinos te están pidiendo algo, debes escucharles y debes intentar llevar adelante sus iniciativas o sus propuestas. La inmensa de mayoría de los ayuntamientos donde se han llevado estas mociones, la inmensísima, han salido adelante. Aquellos donde no ha salido adelante, me consta porque así ha sido publicado, bajo coacciones o amenazas de los grandes partidos sobre sus concejales o sus alcaldes. Ahí veo un gravísimo error,que es ponerse de espalda a los ciudadanos.

No estamos pidiendo nada raro, estamos pidiendo lo que la propia Constitución dice, una cuestión que es de justicia y lo que queremos es resolver un problema que nos lleva machacando 40 años. No sé que tiene eso de grave para que los grandes partidos políticos quieran posicionarse radicalmente en contra de esa situación si lo que va a ayudar es a vertebrar mejor el país, a crear más riqueza en el país, a que todos los ciudadanos estemos mejor, a frenar la despoblación. O sea, todas las condicionantes de una nueva situación territorial en Castilla y León son a favor de, no son en contra de nada.

Volviendo a los proyectos en marcha en León, por un lado está la Ronda Norte que también reclaman los municipios del alfoz, y por otro la Ronda Interior.

Al ministro le cité evidentemente la ronda, el cierre perimetral de nuestra circunvalación. Seremos, creo, la única ciudad de España que no tiene cerrada su propia circunvalación. Evidentemente estamos hablando de un ámbito supramunicipal, por lo tanto hay que ponerse de acuerdo con todos los municipios que se ven afectados, que se respeten también sus propios intereses de desarrollo. Pero es que ya no podemos seguir esperando más, ¡No sé cuantos años llevamos reivindicando! Cuanto menos que se inicie , que se vaya avanzando parcialmente, que se vaya cruzando el río Bernesga, que se vaya avanzando hacia Carbajal, que se vaya haciendo algo.Pero lo que no podemos es estar en una situación de impasividad absoluta con estos proyectos.

Otro proyecto diferente es la Ronda Interior, que es meramente de ámbito municipal y ahí es el Ayuntamiento el responsable de que avance o no avance. Evidentemente, ha estado parado más de 20 años, algo que me parece realmente increíble, y nosotros, ahora, con decisión hemos dado el paso de tirar adelante con él. Un proyecto que es complejo, porque conlleva unas expropiaciones, que durante la ejecución de la obra va a crear -y ya pido disculpas- va a crear problemas en cuanto a la gestión del tráfico, porque nos veremos obligados a cortar la calle Carreras y la avenida de Los Cubos- Porque también tenemos compromisos presupuestarios que nos obligan a iniciar las obras en unos plazos determinados, porque tenemos financiación del 1,5% cultural y eso prescribe o caduca sino inicias las obras. Ello nos llevará a tener que buscar itinerarios alternativos con molestias para los ciudadanos. Pero hay que entender que sean unas molestias durante un periodo de tiempo esperemos no demasiado largo y que al final va a ser un beneficio muy importante para la ciudad: esa vía de penetración norte, esa ronda interior, y evidentemente la puesta en valor de nuestro patrimonio desde el punto de vista del turismo, de la preservación medioambiental, de la preservación artística, de nuestra Muralla que es el mayor monumento por extensión que tiene esta ciudad.

Una de las obras más cuestionadas fue la semipeatonalización de Ordoño. ¿Están previstas nuevas zonas peatonales en la ciudad?
Realizamos tres peatonalizaciones durante esta etapa de pandemia, que fueron las calles Legio VII y Arco de Ánimas y la avenida de Ordoño II. Ordoño era un tema político, fue una batalla política, no era siquiera una batalla ciudadana. El mismo día que se abrió fue tomada por los ciudadanos de manera masiva. Era una batalla política, el querer obstaculizar la labor municipal que realizaban en esta caso el PP y Ciudadanos. Nadie habla hoy de Ordoño. Entiendo que a alguien le pueda gustar más o menos, pero lo que es la actuación urbana en sí, el recuperar esta calle para la ciudad, para el esparcimiento, para la actividad y para todos los ciudadanos es algo que es incuestionable.

Este año puede que haya alguna pequeña actuación en alguna vía de la ciudad que consideramos sea susceptible de mejorar con peatonalizaciones, pero la peatonalización importante que queda por concluir es la que enlaza desde Guzmán hasta la Catedral y pasa lógicamente por Santo Domingo. Es un proyecto de mucha mayor complejidad, un proyecto que abarca evidentemente varias vías de tráfico, y es un proyecto en el que estamos trabajando. Pero será un proyecto para el próximo mandato. En este será imposible resolverlo con garantías. Hacer algo que merezca la pena, que de verdad dé sentido a la transformación urbana que va a sufrir la ciudad porque Europa nos va a imponer una zona de bajas emisiones y eso va a suponer unas restricciones de tráfico muy importantes, no en una calle de la ciudad, sino en un entorno, en un ámbito mucho más amplio de la ciudad. Hay que coordinar muy bien esas actuaciones de movilidad, de esa zona de bajas emisiones con lo que es esta continuidad de nuestro espacio peatonal de nuestro eje principal de la ciudad.

¿Esto entronca con el León ciudad 30?
Nosotros nos adelantamos a esa medida que ya es norma impuesta por la Dirección General de Tráfico, porque era una cuestión de necesidad. En primer lugar porque sabíamos que no tardando mucho llegaría esa disposición por parte del Gobierno y porque sin lugar a dudas mejora la calidad de vida de los ciudadanos. El riesgo de accidentes, con una población muy envejecida, seguimos sufriendo muchos atropellos... Los atropellos circulando a una velocidad más reducida se reducen en número y la gravedad de los mismos y yo creo que es una cuestión que ha venido para quedarse.

¿Cómo está el proyecto de la campaña electoral ‘León de 10'?
Me presenté con ese eslogan a la campaña electoral jugando con el número, mi apellido y lo que supone un 10, que es como la máxima nota. Estamos dando los pasos de la transformación de la ciudad. Hay una cosa que es importante, que hay que conocer. Es muy difícil transformar una ciudad en cuatro años, quizás en ocho también lo sea. Quizá uno de los mayores problemas que ha tenido esta ciudad en sus últimos años es ese cambio continuo de alcaldes, que no permite desarrollar un proyecto a aquél que lo haya tenido (porque también hemos tenido alcaldes que no han tenido ningún proyecto). Para llegar a ese León que yo me marco como objetivo, un León de 10, un León diferente, una ciudad transformada, donde entra en juego evidentemente el suelo industrial, nuestro patrimonio y el desarrollo urbanístico y medio ambiental de la ciudad, en cuatro años es imposible acometerlo y llevarlo a cabo. Pero por lo menos, estamos poniendo los mimbres para que así sea. Hay proyectos que independientemente de que yo sea reelegido o no van a estar ahí, el suelo industrial ya será una realidad; las cuestiones que tienen que ver con la movilidad, la sostenibilidad, estoy seguro que también avanzarán.

Es muy importante que los ciudadanos piensen que los procesos de transformación de las ciudades, de avance de las ciudades llevan tiempo.

¿La obra más importante de los próximos dos años hasta las próximas elecciones?
Lo más importante que se va a hacer en los próximos años es el suelo industrial, sin lugar a duda. Esa es la actuación de la ciudad aunque no sea visible para los ciudadanos, ahí está el futuro de nuestros hijos. ¿Actuaciones importantes? La más relevante que se va a acometer en la ciudad es la peatonalización de la calle Carreras y Los Cubos, su concesión en la actuación que estamos haciendo en la Era del Moro y por tanto esa vía de penetración norte. Eso va a dar un cambio también muy importante, ganar todo ese entorno de Muralla peatonal, tener una nueva forma de movilidad y poner en valor nuestro patrimonio y nuestra historia, y fomentar nuestro turismo va a ser algo fundamental.

Hay otras actuaciones que me gustaría ver, sino culminadas sí iniciadas como es el tema de FEVE, esa nueva urbanización del entorno que FEVE que considero que es esencial; y me gustaría de alguna manera ver iniciado, por lo menos que sea una realidad presupuestaria, el soterramiento del cruce de La Granja, por su importancia y lo que conlleva en cuanto a seguridad vial.

Es muy importante, como digo, suelo industrial, Parque Tecnológico -muy importante que se acabe ampliando y desarrollando- ¿Cómo vamos a retener y atraer talento si no tenemos donde atraer y poner una gran empresa o distintos sectores económicos? Hay que tener en cuenta que León es un polo desde el punto de vista logístico de primer orden para la Unión Europea. No me cabe duda que cuando haya aquí suelo industrial las empresas van a venir a ubicarse en León, porque su ubicación geográfica no sólo en el norte de España, del oeste peninsular... ese será el momento en el que realmente confío en que el punto de inflexión en esta tierra sea claro. La ubicación de empresas dará la necesidad de fijar población, atraer población, crear riqueza... Sin eso, lo que hemos estado haciendo todos estos años es sobrevivir malamente porque cada vez son más las cosas que se marchan de aquí, son menos las oportunidades, nuestra gente joven tiene que marchar y la despoblación es un fenómeno que estamos viendo. Cuando llegué de concejal en el año 2007 a este Ayuntamiento, la población de la ciudad de León era de 136.000 habitantes y en el año 2021 estamos en 124.000. Esto en la capital, no vamos a hablar ya de lo que se está sufriendo en la provincia.

 

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres