sábado, 3 de diciembre de 2022 17:57 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
con la venia señoría

Como función terapéutica

Escribir es una de las maneras más efectivas de estar sobre todo en paz con uno mismo. En ocasiones anotamos nuestros pensamientos, sentimientos y emociones, siendo el papel el principal protagonista de una de las formas más directas de entrar en un íntimo acercamiento con tu "yo" más cercano.

Archivado en: Manu Salamanca, función terapéutica, escribir

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Manu Salamanca
30/7/2021 - 04:40

Quizá sea aquel que puede que nunca se muestre a los demás. Seguro que ésta práctica asocia ese efecto positivo en la escritura y como una válida fórmula que se incrementa dentro de una formidable salud mental.
Constata una vez más, la teoría más simple que sirve para anular todo tipo de angustias circunstanciales y que surgen cuando se reprimen emociones no deseas o no quieres sacar a la luz. La mejor expresión caligráfica es una extraordinaria puerta de salida de todo aquello que en parte no queremos reconocer, que nos asusta e incomoda y lo que es peor aún, nos genera malestar. En la práctica es una idónea solución que trata de mostrar sentimientos que no nos hacen ningún bien.
La autoconciencia potencia el desahogo generado a partir de la razón que se sugiere a través de su peculiar y estructurado modo de transcripción, es la recreación que moldea su forma y explora sentimientos, representa concreciones en pensamientos, ideas o creencias, etc.
Con toda probabilidad, es la capacidad de dirigir la atención hacia uno mismo para poder ser más conscientes en nuestras diversas y profundas características, actitudes, valores y motivaciones, es la llave que nos abre la atención de nuestra confianza y por lo que aceptaríamos mucho mejor a los demás, mejoramos nuestra toma de decisiones sin duda (al menos nos hace más seguros de ellas) otorgándonos a su vez, la curiosa facultad de resolver muchos de los problemas que nos perturban y acometen. Pero no sólo a través de su registro podemos descubrirnos a nosotros mismos, sino también a partir de su ideal y benefactora lectura, ya que por medio de ella intuimos la fácil comprensión del por qué de muchas situaciones que vivimos, o sencillamente de como nos estamos sintiendo en un presente demasiado sometido de prejuicios sin más.
Al fin y al cabo, cuando se lee el texto de alguien que se asoma en tu mente, estamos magnificando aquello que incluso podemos temer, más deseamos y añoramos, o simplemente es aquello que más puede dolernos. El objetivo es procesar algo que suponga una verdadera dificultad emocional de sobrellevar, como por ejemplo y a bote pronto se me ocurre que podían ser los mismos síntomas depresivos, el estrés y el ansia que nos desequilibra y por el que nos atropellamos de continuo en batallas inacabadas.
El género que mejor promueve su prototipo claro de ensayo bien puede ser definido como una disertación breve que analiza y reflexiona sobre cualquier texto referido a su manifiesta inclusión como actitud, como también puede ser de cualquier otro de carácter periodístico (crónica o reportaje).
Asomarse a un nuevo estilo de vida y hacia adentro, es como asomarse a lo absoluto, sumergiéndote en lo infinito y como "función terapéutica" sin más.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres