domingo, 5 de febrero de 2023 15:22 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
la fiesta más tradicional de león

La Diócesis de León celebra la solemnidad del Patrono San Froilán con la recuperación de la Romería de la Virgen del Camino y la Misa Mayor en la Basílica

Mañana martes día 5 la Diócesis celebrará la solemnidad del patrono principal, San Froilán, con la eucaristía que presidirá por primera vez desde su llegada a León el obispo, el padre Luis Ángel de las Heras, a partir de las 12,00 horas en la Basílica de la Virgen del Camino, celebración que tendrá lugar en el interior del templo dadas las restricciones que todavía sigue imponiendo la situación de alerta sanitaria.

Archivado en: San Froilán, La Virgen del Camino, Luis Ángel de las Heras,

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

gentedigital.es
04/10/2021 - 20:18

La citada misa se podrá seguir en directo por internet a través de la emisión que se realizará por el canal YouTube de la Basílica, en una jornada en la que sí que se recuperará la popular romería, suspendida el año pasado por efecto de la pandemia. Ya por la tarde, en el altar mayor de la Catedral donde un cofre custodia las reliquias del patrono San Froilán, a las 18,00 horas el obispo Mons. De las Heras presidirá la misa estacional de esta jornada festiva.

RESTRICCIONES AL CULTO

Ante la actual situación sanitaria y la conveniencia de mantener medidas como el uso de mascarilla y la distancia de seguridad, los PP. Dominicos, encargados del cuidado de la Basílica Menor de la Virgen del Camino, han ampliado el horario de misas de la jornada festiva de mañana con celebraciones, además de la solemne del mediodía, también a las 9, 10, 11 y 13 horas por la mañana y 17, 18, 19 y 20 horas por la tarde. En todas estas celebraciones se insiste en la obligación en el uso de mascarilla, se deberán ocupar los puestos específicamente señalados en los bancos para asegurar las distancia de seguridad y este año sí que se podrá acceder al Camarín desde el atrio exterior en la cabecera del templo y sí que se podrán depositar velas y ofrendas en una zona habilitada la afecto, para después efectuar la salida por la Puerta del Pastor, pero no se podrán cumplimentar el tradicional Besamanto, restricciones todavía vigentes por la alerta sanitaria y por las que los PP. Dominicos piden de antemano disculpas.
Además, en el Santuario de la Virgen de la Velilla a partir de las 12,30 horas tendrá lugar el rezo del Rosario y a las 13 horas la misa en honor al patrono de la Diócesis en una jornada en la que se pondrá fin al ciclo de celebraciones estivales en ese emblemático templo del Valle del Tuéjar abierto y con culto desde el pasado mes de junio gracias a la colaboración de la Asociación ‘Amigos de la Velilla'.

FUNDADOR DE MONASTERIOS, OBISPO DE LEÓN

El santoral anota que San Froilán nació en los arrabales de Lugo en el año 833 y que a los dieciocho años dejó la casa de sus padres para emprender vida de ermitaño, inicialmente en El Bierzo y más adelante en las montañas leonesas del Curueño. Impulsó el desarrollo de la vida monástica con iniciativas como la fundación en tierras zamoranas de los monasterios de Tábara y Moreruela de Tábara, donde desempeña el oficio de abad. En el año 900, vacante la sede episcopal legionense, el pueblo de León pide al Rey Alfonso III que le conceda por obispo al Abad Froilán y en el día de Pentecostés de ese año 900 Froilán es ordenado obispo. En el año 905, tras un fecundo lustro de ejercicio episcopal, con dedicación especial a la reforma de los sacerdotes, monjas y seglares, fallece y es enterrado en la Catedral y en el año 916 sus reliquias, por orden del Rey Ordoño II, son trasladas a la nueva Catedral. Parte de sus reliquias descasan a día de hoy bajo el altar mayor del primer templo diocesano.

Buscaré mi rebaño y lo cuidaré (Ez 34,11)

Luis Ángel de las Heras, cmf
Obispo de León

1.- Los nubarrones de la pandemia.
Aún estamos rodeados de ciertos riesgos y caminamos con una lógica precaución sanitaria, hasta el punto de que esta fiesta se nos hace más costosa de este modo. Tengamos paciencia y, en consecuencia, paz. Celebrar san Froilán como estamos haciéndolo este año es motivo de acción de gracias pues el año pasado estábamos peor.
Pero, además, pensemos que hay otros nubarrones más oscuros que se ciernen sobre hermanos y hermanas que sufren consecuencias negativas de esta situación: pérdida de seres queridos, secuelas de la enfermedad, depresiones, falta de trabajo, escasez de recursos, falta de horizontes de solución. De todo esto nos hacemos cargo y lo ponemos ante la Virgen del Camino y san Froilán en la fiesta de nuestro santo patrono, para que nos inspire lo que nuestra plegaria nos compromete a hacer a cada uno de los peregrinos que nos hemos reunido aquí en este día, igual que a quienes se unen a esta celebración desde la distancia.

2.- San Froilán, obispo y monje, intercesor y guía.
Hacer memoria de san Froilán, obispo y monje, es honrar al excelso patrono y pastor de esta diócesis para tomar fuerzas de nuestras raíces cristianas y vivir, pensar y actuar en consecuencia en los tiempos presentes.
Él buscó este rebaño -para el que fue elegido pastor-, lo cuidó y lo sigue cuidando para librarnos de todo mal, sacándonos de la confusión y la dispersión a las que llegamos en tiempos de oscuridad. San Froilán intercede y nos guía para que caminemos hacia la luz, es decir, hacia pastos escogidos por el Señor, hacia la abundancia de dehesas en las que nos demos cuenta de que el mismo Cristo Buen Pastor nos pastorea, como lo hace siempre, lo percibamos o no.
Nadie ha de quedar atrás ni ser excluido de los cuidados, si estamos pendientes unos de otros como hermanos. Pero, singularmente quienes hemos recibido el inmerecido don de pastorear, a imagen del Buen Pastor y de san Froilán, tenemos encomendada una misión exigente para la que hemos de contar con todos, de modo que nos ayudemos para buscar a las ovejas perdidas y descarriadas, vendar a las heridas, fortalecer a las enfermas y débiles, guardar a las robustas y apacentarlas con justicia. Es todo un programa de "cuidado pastoral" como el que prodigó san Froilán a esta Iglesia en su tiempo. Sin duda, nuestro santo es intercesor y guía para que vivamos y obremos a imagen de Cristo Buen Pastor, Buen Samaritano.
De este modo, mostraremos -los pastores con mayor exigencia-, que somos servidores de Cristo y fieles administradores de los misterios de Dios con el único poder de servir, lavar los pies a los hermanos y disipar tinieblas en el nombre del Señor Jesús.

3.- Llamados a una nueva esperanza a través de los cuidados.
Guiados y protegidos por nuestro santo patrono, sintámonos confirmados en el envío que nos hace Jesucristo para proclamar el Evangelio a toda la creación.
No pidamos signos espectaculares, aunque a veces se den. Procuremos anunciar con sencillez el Evangelio de la esperanza y la alegría en tiempos de desesperanza. Anunciemos a Cristo Jesús, que siempre será la nueva esperanza.
San Froilán atendió la llamada evangelizadora a una nueva esperanza con su cuidado pastoral, como ya he recordado. En su peregrinación terrena, siendo requerido para afianzar el Reino de León, contribuyó tanto al bien común material como al espiritual. Ayudó en las necesidades sociales del momento y consiguió que muchos creyeran, se bautizaran y expresaran públicamente su fe en el Salvador con costumbres y tradiciones que han llegado hasta hoy. Costumbres y tradiciones que amáis las gentes de estas tierras y nos hablan de un ayer y un presente cristiano, fundamento de una civilización del amor fraterno que aún está por lograr.
Buscando responder hoy a la llamada a una nueva esperanza -que siempre es Cristo-, hemos descubierto la relevancia de los cuidados. Ofrecer y recibir cuidados en estos tiempos será una vía extraordinaria para construir un mundo cada vez más fraterno y digno que se vaya pareciendo al Reino de Dios. Cuidados sanitarios, cuidados fraternos, cuidados solidarios, cuidados de la Creación, cuidados que alivian la soledad y cualquier sufrimiento, cuidados alentadores, cuidados reconciliadores, cuidados espirituales y cuidados pastorales.
Confiemos una vez más en la intercesión de la Virgen del Camino y San Froilán, nuestros patronos, para pedir lo que cada uno necesite y, sobre todo, para que el Señor nos conceda un corazón dispuesto a cuidar a los hermanos y a la creación entera como samaritanos de los cuidados. Amén.

Solemnidad de san Froilán, obispo y monje
Patrono de la diócesis legionense
5 de octubre de 2021

 

 

 

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres