jueves, 11 de agosto de 2022 20:03 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Un amigo de León

Aquellos 'hombres del monte'

Escarbando en la memoria y en la historia, resurgen en mí pequeñas historias de esas que se contaban en voz baja cuando uno era pequeño, y con una Guerra Civil reciente en la que nadie la ganó nunca, entre unos españoles que estaban y otros que querían estar. Las consecuencias posteriores, los que tenemos una edad, ya las conocemos. Las heridas siguieron abiertas y las fosas también porque, como le dijo un padre a su hijo en el final de la película ‘Las bicicletas son para el verano': "No ha llegado la paz, ha llegado la victoria", en la que tanto vencedores como vencidos fueron perdedores.

Archivado en: Maximino Cañón, Guerra Civil, 'hombres del monte', Guardia Civil

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
29/10/2021 - 01:10

De estos temas se hablaba en los lugares de encuentro, sobre todo en bares y cantinas, en corrillos íntimos donde los chavales éramos apartados.
A pesar de ello, por aquello de que lo prohibido nos atraía más, logré escuchar una conversación que captó mi atención. Eran los años en los que los hombres llamados ‘del monte' eran perseguidos por ser el último bastión de la resistencia antifranquista, cuyos refugios se encontraban en las escabrosas alturas de difícil acceso, atentos siempre a las batidas que sin descanso daba la Guardia Civil. Pero lo que quiero contar, y que oí en uno de esos corrillos de prohibido acceso a los menores, fue lo siguiente. Una vez por semana un camión de recogida y pago de la leche a los pueblos de la montaña subía a recoger la codiciada sustancia para su comercialización en la capital, así como a efectuar el esperado pago como único ingreso en metálico que los ganaderos recibían. En uno de estos viajes, en un recodo de la carretera, apareció una cuadrilla con fusiles en mano indicando que pararan, lo que sin más dilación se procedió a hacer con el vehículo. Son los del monte, le comentó el chófer al ayudante. Acto seguido, les pidieron todo el dinero que llevaban para efectuar el pago a los proveedores de la leche que les estaban esperando. Los empleados hicieron entrega del mismo sin rechistar, pero exponiendo su miedo a que la empresa dudara del asalto y pensara que había sido una artimaña para quedarse con el dinero. Ante lo cual, y como en todos los sitios hay gente con cabeza, observaron como el jefe de la cuadrilla, en un papel de estraza y con un lápiz de tinta estampaba el siguiente texto: En el día de la fecha, hemos procedido a requisar la cantidad de tantas pesetas, como contribución a la causa, sin que los empleados pudieran hacer nada por impedirlo, y con el fin de librarles de cualquier responsabilidad firmo el presente escrito. Fdo. ‘Los del monte'.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres