martes, 7 de febrero de 2023 21:39 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
con la venia señoría

Artesanos de emociones

Enamorarse en la edad adulta es un gran acontecimiento. Puede traernos de cabeza y, al no llegar de manera tan directa y concreta, incluso con ese toque especial que se entromete con cierta y curiosa particularidad, desata mágicos deseos y cuando descubrimos un inesperado sentimiento que prioriza nuestra brillante emotividad, y en aras siempre de un continuo embelesamiento, irrumpe con avasalladora fuerza en nuestro más ferviente instinto.

Archivado en: Manu Salamanca, artesanos de emociones, enamorarse en la edad adulta

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Manu Salamanca
12/11/2021 - 01:10

Es cuando nos preguntamos si, quizá sólo cuando nos refugiamos en unos abrazos que conjuran la más bella melodía, se desencadena su eterna y maravillosa atracción. Un amor juicioso y reflexivo no entiende de edad, pero si de afinidad y compenetración mutuas, de signos vitales y señales energizantes, de cercanas y sublimes composiciones. Es un hecho común que prueba y consolida unas relaciones más que significativas en la pareja. Se vincula a modo de que algunos de sus miembros puedan tener la seguridad de que, en su caso, las puertas de un apasionado romance ya se hubieran cerrado y casi para siempre.
Almacenamos fracasos sentimentales. Nuestro corazón cae irremediablemente en un pozo sin fondo, pero es del todo probable que nuestro gran amor se encuentre a las puertas del mediodía de nuestra existencia. Sin duda será esa persona que llega a nosotros con despejada mente, rica en pensamientos, idealista en conceptos y limpia de conciencia, porque tan sólo en su radiante rostro, brille una flamante y sencilla sonrisa. Muchos no han sabido o no quieren purgar sus nauseabundas penas, ya que no son capaces de hacer ese viaje interior y, en donde perdonar y olvidar, se modula en un solo idioma y se verbaliza en una única lengua. No han sabido hacer de cada vivencia pasada un camino sobre senderos renovados de luz y por donde transitar poseidos con total ilusión y entrega. La madurez atrae la sabiduría que hermosea adornando la mayor sensación de afección y en donde no todos han podido sacar su doctorado, su maestría, su clase y su específico porte altanero que deslumbre su innata osadía debe inmiscuirse en galanteo supremo.
Nuestras vivencias no son un lastre. Nadie tiene que ser el triste resultado de sus decepciones, de sus fracasos, de sus miedos, de sus continuos atropellos emocionales, de sus inquietantes tormentos que otros les hubieran infringido. El amor es un arte de escritura que se refleja en cada renglón con pasión. Es música y sensibilidad. Es dar forma a una bonita escultura, quizá a un lienzo y en donde cada pincelada es esencial para conferir perspectiva, cuerpo y belleza. Será capaz de trazar cada sutil perfección como un buen "artesano de emociones".

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres