lunes, 4 de julio de 2022 10:47 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Un amigo de León

Para recordar, aunque no fuera en Navidad

Por primera vez estoy sintiendo en mi carne lo que es la mezcla de sentimientos contradictorios. Como no quiero entrar en más detalles, que pueden ensombrecer las fiestas tan esperadas, voy a intentar contribuir a despedir el año con algún recuerdo de los que nos hicieron disfrutar sin tener que esperar a que llegara la Navidad.

Archivado en: Maximino Cañón, 'baile agarrao', Navidad, bailes de salón

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
30/12/2021 - 01:10

No digo que ahora no se baile, pero es de otra manera; es decir, como he comentado en alguna otra columna, se hace con el vaso en la mano (hoy llamado copa) al son que la música disco impone. El baile actual no supone ninguna vuelta atrás porque ahora bailen separados y mirándose a los ojos; luego lo compensan con creces en la intimidad que nosotros no tuvimos.
Los de mi generación recordamos con nostalgia aquellos bailes llamados de salón, como en las fiestas al aire libre en los pueblos, bodas, etc. cuando disfrutamos bailando a lo "agarrao" entre más cerca mejor. He sido testigo formando parte de las correspondientes pandillas de cuando esas fiestas eran de lo más satisfactorio, donde las mujeres bailaban en pareja a la espera que dos mozos que fueran de su agrado las sacaran a bailar. La peor parte la llevaban ellos, porque se la tenían que jugar al dirigirse a las chicas, que previamente habían estado catalogando diciendo: "La morena para mi", pronunciando la conocida palabra: "¿Bailáis?" y con el suspense de si te dirían sí o no.
En los pueblos, generalmente, entre la cena y la verbena de después, los jóvenes contaban los éxitos que cada uno había tenido. Las faroladas, como casi siempre, estaban presentes en el comentario. Era casi obligatorio relatar ante los amigos los bailes, o piezas, que cada uno había bailado con una o varias chicas. Pero lo que nos sorprendió, y nos causó risa contenida, fue cuando en la cantina en la que nos encontrábamos, y después de hacer balance de la tarde, uno, con unos botines camperos y cigarrillo de Bisonte en mano, manifestó, respecto a los bailes echados: "Yo no paré de bailar en toda la tarde porque, no es porque losdiga yo, pero es que gusto horrores". El resto de los presentes pitillo y copa en mano se quedaron atónitos descojonándose de risa.
Feliz salida de año, aunque no lo sea para todos. Ah, no dejen de vacunarse y de ir con mascarilla y a ver si el año que entra nos volvemos a ver las caras.
A mi amigo Francisco Ramón Ramón por contribuir con su libro (3ª edición) 'La vida cotidiana en el páramo leonés a mediados del siglo XX" a mantener vivos los recuerdos de su tierra.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres