miércoles, 6 de julio de 2022 05:05 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
De vez en cuando

El low cost se cuela en la política

Lo de Luis Tudanca, el candidato socialista a la Junta de Castilla y León, es para hacérselo mirar. Jamás sale del agujero y siempre se enroca en su flojísima trinchera verbal. Hace unos días, en un alarde de repetitiva imaginación, ‘alertaba' a los castellanos y leoneses de que el PP -y a raíz del diagnóstico arrojado por ciertas encuestas que, y es el dato, no le son favorables- pactaría con Vox sí o sí para retener el poder autonómico; es decir, con los malos malotes de la película. Y eso era muy feo. Un sacrilegio. Pero al grano. Si el grueso de sus intervenciones públicas o mediáticas las basa en afirmaciones tan pueriles, el PSOE tiene un problema.

Archivado en: Julio Cayón, Luis Tudanca, Mañueco, Vox, Pedor ´sánchez, Podemos, política low cost, Partido Popular, PSOE

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Julio Cayón
11/2/2022 - 04:40

Recientemente ha vuelto a la carga con idéntico mantra -no se sale del carril aunque caigan chuzos-, si bien, en esta ocasión, ha ido más allá. La vicepresidencia del Ejecutivo autonómico -ha señalado don Luis- caería en manos de Vox si Mañueco, para presidir la Junta, necesitara de la alianza con el partido de Santiago Abascal. A Tudanca se le han debido secar las meninges. Ha descubierto la cuadratura del círculo. ¿Con quién quiere que pacte el Partido Popular, con la extrema izquierda de Unidas Podemos como su ‘amo', el inquilino de La Moncloa? Es de Perogrullo. Reflexiones de ese calado solo se le ocurren al sacristán de Pedro Sánchez y aspirante a la presidencia de la Junta castellana. Algo prosaico. Esas son sus credenciales y la forma barata y zangolotina de gestionar una campaña electoral. Y lo de barata, en este caso, tómese en su acepción de baja calidad.
A cuarenta y ocho horas de que se abran los colegios electorales, a Tudanca solo le queda un mísero cartucho en la recámara. El de los milagros. Y estos no suelen producirse en la medida que a él le gustaría. El resto de proyectiles los ha venido disparando en los dos últimos años, sin haber sido capaz de dar en algún círculo de la diana. Lo saben muy bien en el nido central del PSOE, en Ferraz. Y el primero el propio Sánchez, conocedor al dedillo de que pintan bastos y, por ello, no ha querido ‘quemar' su imagen en una campaña considerada como estéril. Con poca chicha por la parte socialista. A esa que, en términos coloquiales, también podría aplicársele lo de la sabia y contundente "no hay tutía".
Por otra parte, de igual forma es verdad que la liebre salta donde menos se espera. Hay antecedentes. Pero el periodo de veda sigue cerrado a cal y canto por mucho que, en contrario, se empeñe Tudanca. Y, junto a él, Tezanos el ‘cocinero'.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres