viernes, 1 de julio de 2022 06:59 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
De vez en cuando

Las derechas suman en Castilla y León

Independiente de lo que tenga que hacer o decidir Alfonso Fernández Mañueco para continuar presidiendo la Junta de Castilla y León, lo cierto es que el PP ganó las elecciones autonómicas. No con la rotundidad que se esperaba, no, pero ganó. Se veía que iba a ser así -que no iba a sumar lo bastante para consolidar una mayoría suficiente- nada más comenzada la campaña electoral.

Archivado en: Julio Cayón, Isabel Díaz Ayuso, VOX, PP, Pablo Fernández, Alfonso Fernádnez Mañueco, Ciudadanos

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Julio Cayón
18/2/2022 - 01:10

Los primeros espadas se echaron a la calle, abrieron la boca y la pifiaron. Día tras día. El mensaje no calaba. Un desastre. Y por si fuera poco -nueva torpeza- tampoco se percataron de que por la derecha, y a rueda, avanzaba VOX. Ahora que inciensen con los cataplines porque no les queda otra.
No obstante, la izquierda y la ultra izquierda se han pegado un zambombazo de misa cantada. Han ido para atrás como el cangrejo. Mientras que el Partido Popular ganaba, en comparación con 2019, un raquítico par de procuradores, el PSOE se ha dejado siete por el camino y Unidas Podemos el cincuenta por ciento. De dos, uno. En el hemiciclo de las Cortes birregionales sólo tendrá acomodo Pablo Fernández, el leonés que se presentaba por Valladolid al controvertido plebiscito. Qué paradoja. Y qué buenaventura para él. La lectura final es que, ahora, todos menos el PP por la cuenta que le tiene, contra VOX. La ‘pérfida' extrema derecha ha entrado de pleno derecho en la política nacional -que en esa clave se percibían las elecciones en Castilla y León- y ha puesto a cavilar al personal.
Y de lo que tampoco cabe duda, es que la mayoría de los castellanos y leoneses se abrazan a las derechas. No quieren sanchismo. Están hartos de tanta manipulación y triquiñuelas baratas, que solo conducen a España hacia el desastre. Tenía razón, toda la razón y nada más que la razón Isabel Díaz Ayuso cuando aseguró, en plena campaña, que prefería pactar con el partido de Ortega Lara -en clara alusión a VOX- que con quienes lo habían secuestrado, en inequívoca referencia al PSOE y sus acuerdos con Bildu y demás asociados. La afirmación de Ayuso -que nunca se atreverían a explicitar Mañueco y su ‘troupe'- caló en muchos votantes. De Ciudadanos y del propio PP. Ahí están los resultados.
De modo y manera, que Mañueco debe aparcar los complejos, tragarse las palabras y procurar normalizar una situación ya inamovible. Dice que va a hablar con todos los partidos. Le va a dar igual. O se apoya en VOX o se caerá con todo el equipo. Y no están las cosas como para experimentos inútiles. Si es listo se aplicará lo de "ladran, luego cabalgamos."

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres