miércoles, 29 de junio de 2022 22:02 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Un amigo de León

El primer desnudo

Los de mi generación vivimos con la ilusión de ver lo que era un desnudo femenino que, a decir por los mayores, era algo de lo más excitante. Recuerdo a un señor mayor cliente de el bar que mi familia tenía y, donde se pasaba el tiempo haciendo comentarios acordes con los tiempos. A mí, como al resto de los chicos de mi edad, nos picaba la curiosidad escuchar a los mayores hablar sobre asuntos que a nosotros nos estaban prohibidos.

Archivado en: Maximino Cañón, 13-F, primer desnudo femenino,

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
11/3/2022 - 01:10

El comentario al que me refiero tenía como finalidad las piernas de las mujeres en aquellos años en los que el enseñar, según decía el señor Jesús, quitando las casas de mala nota cuando estaban autorizadas, era imposible comprobar las piernas de las mujeres debido a las faldas largas con que se cubrían. Pues, como él decía, las ganas de ver algo de pierna femenina les llevaban a ir a los andenes de las estaciones para, cuando las mujeres tenían que subir las escalerillas de acceso a los vagones del tren, con el fin de no pisar la falda al subir, tenían que sujetar la prenda con una mano lo cual proporcionaba la ocasión de poder ver los tobillos de las féminas.
Hoy se reirán los jóvenes viendo lo que se enseña por los dos sexos a través de las prendas que, en otros tiempos de mayor necesidad, iban directamente a la basura. Pero algo que hoy todavía me llama la atención es el pensar como en aquellos años de dictadura y férrea censura se permitió algo que nos llamaba la atención por su atrevimiento. Mes estoy refiriendo a una casa que se encuentra en la Avenida del pPdre Isla, frente a la Estación de Matallana, en la cual se puede ver todavía hoy un balcón sujetado por dos figuras de cemento con muy poca ropa y, la que representa a la mujer, con los pechos al descubierto. Pues sigo pensando sí es que se les pasó a las autoridades censoras, o si la habilidad de los arquitectos hizo que se vendiera como algo modernista y enriquecedor del edificio, que perdura hasta nuestros días.
Esto que cuento es una pequeña anécdota recordando aquellos años en que un beso en las películas era sometido a la tijera, y no digo nada si eso se producía entre una pareja en los cines (entonces chico y chica) y el acomodador te enfocaba con la linterna invitándote a salir por comportamiento amoral. En fin, ahora la gente se besa en cualquier sitio sin que se considere que ello atenta contra la moral. Allá cada uno con sus gustos, mientras respeten a los demás.
PD. En todos los cines había una butaca reservada, al lado del pasillo, para la autoridad gubernativa.Mientras tanto,...
‘NO' A LAS GUERRAS.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres