martes, 9 de agosto de 2022 19:07 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
De vez en cuando

Nuevos tiempos en el PP de León

Si en el PSOE leonés la gresca sigue soterrada pero latente, en el Partido Popular también se quieren mover hilos, costuras y bajos. Y no va a resultar sencillo llegar a acuerdos -hay quien lo llama componendas- cuando toque elaborar la lista al Ayuntamiento de León para 2023, el gran caballo de batalla con el que la cúpula de la organización conservadora quiere trotar por Ordoño II y galopar por la plaza de San Marcelo. 

Julio Cayón
27/5/2022 - 01:10

Semanas atrás uno de los (más) destacados miembros del partido, que conoce al dedillo los intríngulis que se manejan en el número 25 del Paseo de Salamanca, decía que la ‘cosa' estaba aún muy verde. Como las moras en junio. Eso aclaraba. Desde el 1 de marzo, fecha en la que el partido convulsionó por las acusaciones contra Ayuso, ‘la libertad de movimientos' quedó cercenada para todos. Oro bajo y a esperar.

De lo que no cabe duda es que la dirección provincial del PP ya no lo tiene tan fácil como hasta hace unos meses. Teodoro García Egea, el exsecretario general de Pablo Casado -de igual forma ex, como bien se sabe-, que pasó de ser el gran 'capo' de Génova a recoger los bártulos y enfilar la puerta de salida, no podrá apuntalar a sus ‘amiguines' leoneses. Se acabó aquello de tener línea directa con Madrid. Ahora ha vuelto a mandar en Castilla y León -a mandar de verdad- Fernández Mañueco y no consentirá que se le pase por encima en cuanto a tomar decisiones que atañan a la capital leonesa. Mañueco, como Juanma Moreno en Andalucía, tiene la bendición de Feijóo para hacer y deshacer y sanseacabó. Antes de hablar con la central hay que hacerlo con Valladolid, que es el conducto reglamentario para todo. Sí o sí, que dicen con pedantería incrustada y elocuencia parda, algunos politiquillos mediocres.
Y, a mayores, se acabaron las duplicidades de cargos. O aspirante a la alcaldía o procurador. O senador o diputado, o concejal. El asunto, a la vista de los acontecimientos y el nuevo escenario está muy claro. La gente no vería con buenos ojos la dualidad de cargos y el PP tampoco puede permitirse ese rechazo por parte de sus votantes. Mañueco, en fin, va a sacarse la espina con León y él y solo él será quien firme el visto bueno de las propuestas antes de su envío a Madrid. O quien las tache si no le encajan. En consecuencia, de imposiciones nada. Y de pulsos, menos. Y mucho cuidado con aquellos y ‘aquellas' que andan enredando en beneficio propio. A esa arrogante y compulsiva ‘etnia' hay que apartarla porque no crea más que líos. Los ejemplos son palmarios.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres