jueves, 29 de septiembre de 2022 04:03 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Un amigo de León

Sexo con S

Con la llegada de la democracia, la censura pasó a un segundo plano y, como cualquier europeo, todos queríamos ver lo que en otros países se guisaba en lo referente al sexo que, por aquí, había estado censurado durante nuestra juventud y considerado como pecado con serias advertencias en la entrada de las iglesias respecto a su calificación moral. Lo cierto fue que, aunque cumplimos con las recomendaciones que nos daban en casa y en los colegios, ello no nos hizo perder el interés por lo prohibido.

Archivado en: Maximino Cañón, destape, El último tango en París, Historia de O, emigración, censura

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
03/6/2022 - 04:40

En los años de la emigración a Europa se iba buscando lo que aquí no había para muchos españoles. Eso sí, todo ello con destino fijado previamente de una manera legal a través del Instituto Nacional de Emigración. De esta manera, el desempleo en España disminuyó e hizo que, a través de esa fuerza del trabajo exportada, entraran muchas divisas que buena falta nos hacía. Lo uno trajo lo otro y las revistas con mujeres con poca ropa empezaron a circular de una manera clandestina de mano en mano al estar prohibidas por nuestra censura. Quién no recuerda aquellos viajes que se fletaban hasta Biarriz para ver la película ‘El último Tango', donde, a decir de los que la habían visto, se veía de todo, hasta con mantequilla.
Posteriormente en España se acuñó entre las actrices del momento la famosa frase de "yo solo me desnudo si me lo exige el guión", con lo cual pudimos admirar los cuerpos de nuestras actrices como vinieron al mundo, pero con una calificación de película "S", lo cual no hizo sino que acrecentar el interés entre el género masculino.
A continuación de este breve relato sobre la evolución de todo lo relacionado con las películas S en España, y como el primer paso a la apertura total, quiero contar algo de lo que, junto con un amigo, presenciamos. Como no estábamos acostumbrados a ver películas de tono subido (como se decía entonces), en una tarde de verano, nos fuimos a la sesión de las 5 de la tarde con la disculpa de que a esas horas había poca gente y se estaba muy fresco viendo la película de turno en el desaparecido Cine Pasaje. En este caso, (¡qué casualidad!), ‘Historia de O', con calificación S, y entramos con las luces apagadas con el fin de evitar que nos vieran. Pero al finalizar la película y encenderse la luces nos encontramos con una clientela de conocidos que, con una cara entre sonrojados y risas, argumentaron en su defensa que pasaban por allí y, como hacía tanto calor, dijimos: "Vamos al cine que allí se está fresco". Aunque la realidad era otra.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres