viernes, 19 de agosto de 2022 11:14 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
De vez en cuando

La crisis que no cesa en la derecha

Que el PP de León está manga por hombro es un hecho. Y que sus ‘expertos' no pulsan la calle y hablan con la gente, también. Su última ocurrencia ha sido conocer, mediante una encuesta telefónica, qué nombre sería el mejor valorado para encabezar la candidatura al Ayuntamiento de León en las municipales de 2023. De ello se desprende que no tienen ni repajolera idea de lo que tienen en la ‘casa', y que desconocen por qué mar navegan. Como bien dice el notorio aserto español, andan más perdidos que un pulpo en un garaje.

Julio Cayón
08/7/2022 - 03:30

Y es que con la cantidad de ‘cerebros' que pululan por el número 25 del Paseo de Salamanca -el domicilio de la sede ‘popular' en la capital leonesa- resulta inaudito que, por sí mismos, no den con un aspirante que plante cara al alcalde de la ciudad, el socialista José Antonio Diez, quien lleva tres años dándoles sopas con honda mañana, tarde y noche. Y otra cosa sobre el particular. Uno de los nombres por los que se pregunta (o se preguntaba) y el de mayor peso y capacidad de la cartelería -es un cuarteto por el que se interesa el sondeo- ya se auto descartó hace meses. Y lo saben. ¿Entonces, a cuento de qué le incluyen en el muestreo? ¿Qué pretenden? ¿Le han preguntado si ha cambiado de opinión?, pues no, no lo han hecho. Un brindis al sol en toda regla y un atrevimiento desagradable. Eso de pensar por el vecino es cosa de engreídos y de tontos.
En los partidos políticos, y más en el PP, las crisis no se solventan de un día para otro ni, tampoco, con encuestas pardas. Como la gramática de ciertos individuos, dedicados al recalentamiento del sillón desde hace demasiados años. Y ni mucho menos se amansan dejando que el calendario avance. Al contrario. Los enfrentamientos -que a veces rayan lo particular- continúan latiendo cual adormecido caldo de cultivo, a la espera del hachazo final a la menor oportunidad. En política, en fin, ni se olvida ni se perdona. Y hay pruebas fehacientes arrastradas en el tiempo.
Pues eso es lo que viene ocurriendo en el Partido Popular. Cuando convino, fumaron la pipa de la paz las dos facciones que, por separado y con el puñal entre los dientes, querían heredar la abúlica presidencia de Juan Martínez Majo. Pero se entendieron. Al menos de cara a la galería y con promesas entre las partes. Una se posicionaría para la Diputación y la otra al Ayuntamiento de la ciudad. Un encaje de bolillos que ha terminado como el rosario de la aurora. En el fondo, nada nuevo que, dadas las circunstancias, no se previera entonces.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres