martes, 29 de noviembre de 2022 09:19 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Un amigo de León

El alma de las mujeres (sin ánimo de ofender)

Según he leído, hubo un tiempo en el que había el convencimiento de que las mujeres carecían de alma y de otras más cosas, aunque sería mas correcto decir que, quienes regían los destinos del reino, no les otorgaban más derechos que el de obedecer y callar estando sometidas al varón.

Archivado en: Maximino Cañón, el alma de las mujeres

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
09/9/2022 - 04:40

Este criterio llevaba al convencimiento de que las mujeres no tenían voluntad, mente ni emociones. Con las aberraciones, la ignorancia y el mismo machismo de la época, se alimentó esta consideración.
Con el tiempo la mención del alma se fue generalizando y aplicando en diversas ocasiones. Como siempre ha existido una pugna cariñosa (¿?) entre mujeres y hombres, los chavales comentábamos todas las expresiones que habíamos escuchado a los mayores en casa y que nos habían hecho gracia. Y, ya, metidos en faena, cada uno soltábamos nuestro acertijo para ver si era descifrado por los demás niños del barrio. A mí hubo uno que, sin animo de ofender, cuando se preguntaba entre la pandilla que chicos y chicas formábamos, me quedó en la memoria como recuerdo imperecedero, la siguiente pregunta: ¿Aque no sabéis dónde tienen el alma las mujeres? A lo que, ante la no contestación por parte de los presentes al desconocer e ignorar la respuesta correcta, el mayor de los presentes dijo: "Yo lo sé, las mujeres la tienen en el trasero". Ante el estupor de los amigos, éste manifestó que la respuesta se manifestaba en algo bien fundamentado como era el escuchar a su madre y hermanas decir con mucha energía, cuando trataban de empujar algún mueble o cualquier objeto pesado, generalmente domestico, y decían: "Quitate de ahí que le voy a dar con todo el alma". Lo cual consistía en propinar un soberbio empujón con el trasero, convirtiendo algo considerado como espiritual en algo material. Tal comportamiento no sé si todavía hoy se considera a el alma como algo que todos tenemos y que, aunque como tantas otras cosas que sin verlas las percibimos, siempre está con nosotros y a la que apelamos ante cualquier necesidad.
P.D. parece que fue ayer cuando llegó agosto y nos dejamos de ver o de leer. Yo, desde esta columna, quiero dar un abrazo a todos los lectores que cada semana nos siguen en GENTE EN LEON, así como a los compañeros y compañeras que, de una forma o de otra, bajo la magnifica dirección de Jose Ramón Bajo, quien a pesar las muchas dificultades que su responsabilidad comporta, viene manteniendo con pulso profesional y entrega este periódico semanal.
A Luis Miguel y Mercedes.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres