domingo, 27 de noviembre de 2022 03:15 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Un amigo de León

Banco de España

Todavía retengo en la memoria aquellos" policías armados", nunca mejor dicho, pues estaban perpetrados de pistola y arma larga custodiando el Banco de España, banco central nacional y supervisor del sistema bancario español. Entonces, allá por los años sesenta, yo, como otros jóvenes de mi edad, cumplía el Servicio Militar destinado en la Escuadrilla de la Policía Militar de Aviación (PA) en La Virgen del Camino, por lo que cada mes bajamos dos policías en un coche militar, con las armas cargadas, acompañando al suboficial de turno a retirar la paga a los mandos, que, por entonces, eran casi tantos como soldados, pues el botín, en su caso, era importante y como vulgarmente se dice, nunca se sabe lo que podía pasar.

Archivado en: Maximino Cañón, Banco de España, Policía Militar de Aviación

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
16/9/2022 - 01:10

La verdad es que algo de miedo, a pesar de ir bien perpetrados, si pasaba por nuestra mente. Después de esta introducción voy contar la anécdota que voy a referir. Se encontraba un conocido amigo de mi padre, hombre con una clara tendencia a la bebida, sentado en la paz de la mañana echando, como vulgarmente se dice, un pitillo de liar mientras comentaban las noticias que el periódico del Movimiento, (PROA), traía, mientras decía: "No sé para que lo leo si lo único que trae de verdad es el precio". En el medio de la conversación que mantenían en el bar de mi padre, el amigo le contó que un día, al pasar por delante del mencionado Banco de España se dirigió a uno de los policías de los uniformados llamados grises entre el mundo estudiantil por el color del uniforme que llevaban que, con fusil en mano, controlaban al personal que entraba y salía, y les dijo: "Oiga, me harían el favor: ¿que saldo tenemos hoy en caja? Por lo que fue despedido, casi sonriendo, por uno de los dos policías diciéndole: "Circule","circule," aquí no se puede estar parado delante de la puerta". Por lo que le dije: "Pero cómo que circule, ¿éste no es el banco de todos los españoles? Ya que si no es así, y no me quieren dar el saldo, que le cambien el nombre", murmuro por lo bajo.
De esta manera empezaban el día en un tiempo sin muchas otras cosas que contar y donde lo anecdótico adquiría un protagonismo que trataba de paliar las tantas deficiencias que por aquel entonces se tenían y las pocas cosas que pasaban, o si pasaban no se contaban., por si las moscas.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres