miércoles, 8 de febrero de 2023 07:50 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
mentiras y engaños

El revisor

Hace unos días, Renfe ha decidido bajar del tren en Palencia a un grupo de escolares que viajaban de Cataluña a León. 22 angelitos de entre 9 y 11 años y a sus monitores (que no serían tan niños, ni tan monitores). Les ha tenido que poner un bus y ale, carretera y manta "pa León". Cómo habrá tenido que ser la cosa, que el operador ferroviario lo destaca porque nunca se había producido tal cosa.

Archivado en: Nicolás Pérez Hidalgo, el tren, Renfe, niños, viaje en tren

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Nicolás Pérez Hidalgo
28/10/2022 - 01:10

Imagino que alguna vez habrán apeado a gente que viajaba sin billete, pero serán los menos.
Quien haya tenido "la experiencia religiosa" de haber viajado unas cuantas horas en tren, no habrá tenido pocas ganas de mandar parar y tirar por la ventanilla a unos cuantos. Qué decir del "pesao" de turno que se te sienta al lado y que no para de hablar, o del grupito de marujas que van (o vienen) de fin de semana y que no paran de dar "por el saco" hasta que consiguen sentarse todas juntas. A los (las) de la despedida de soltero o de soltera aun con la borrachera de días. Al puto niño al que los padres no ponen reglas y que incansable sube y baja del asiento chillando durante horas. A los pesados del móvil que con la tarifa plana aprovechan que no hacen nada allí sentados, para llamar a toda su parentela y contarles la nada.
Cada día lo soporto menos, pero no voy a quejarme al señor revisor cada vez que algo no me gusta en el tren. Pero es que no puedo con los niños (y con sus padres). Y no debo ser yo solo, porque de un tiempo a esta parte, no son pocos los locales que han empezado a limitar su presencia. Hoteles y restaurantes ya admiten a mascotas y empiezan a poner límites a los niños, o directamente no los admiten. Me suelen decir, que es que como no los tengo, no tengo paciencia y soy poco tolerante. Pero claramente esto se nos va de las manos.
Quién no ha estado tranquilamente sentado en una terraza y se le apalanca al lado la "familia telerín" de turno, pensando que han llegado a la ludoteca o que aún están en la guardería. Desde aquí mi admiración por el señor revisor y a ver si cunde el ejemplo y no solo apeamos a unos críos.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres