viernes, 9 de diciembre de 2022 20:10 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
De vez en cuando

De la misma pata que cojean siempre

Los sindicatos de clase son los adalides de las manifestaciones callejeras. Los espadachines de capa y florete de las protestas urbanas. Los más reivindicativos del mundo mundial. Eso sí, cuando gobierna la derecha, naturalmente. Si lo hacen los suyos (sin entrecomillar los suyos), punto en boca. Ahora, con la crisis generalizada de la sanidad pública, depende en donde salte la liebre. Si el brinco del animal, el zapateo, se produce en Madrid -pongamos por caso- se dan el mismo impulso que las liebres y salen a la palestra sin demora. Si el salto de la montaraz tiene lugar en comunidades dirigidas por sus colegas ideológicos, bloquean la escopeta y ni un disparo, oiga.

Julio Cayón
25/11/2022 - 01:10

Corre por las redes un vídeo de Pepe Álvarez, el ‘amo' nacional con dos trienios de la UGT, que es un canto al despropósito y al descaro. Año 2017, preside España el PP. Y dice Álvarez por entonces: "Gobierno insensible a los problemas de la ciudadanía, continúa sin tomar ninguna medida en relación con temas que están pasando, como el incremento del precio de la energía, absolutamente insoportables para una buena parte de los ciudadanos y ciudadanas de este país. El Gobierno continúa insensible ante una escalada de precios que toca elementos fundamentales de la cesta de la compra y los gastos del día a día". El voluble Pedro Sánchez, posicionado a favor de obra, apuntaba en twitter: "La política energética del Gobierno de Rajoy empobrece al país. El recibo de la luz se encarece un 4,6% en lo que va de diciembre". Cualquiera con un mínimo de sentido común soltaría a día de hoy el ‘académico' tiene cojones.
Año 2022. El propio Pepe Álvarez y su clásico pañuelo al cuello enjabonaba a Sánchez y al Ejecutivo socialista con esta afirmación: "los datos del desempleo son volátiles, hoy dicen una cosa y dentro de unos días dicen otra y ocurre lo mismo con el crecimiento económico. Por eso a mí me parece que todas estas cuestiones hay que cogerlas con precaución y sobre todo no generar más drama del drama que ya tenemos, porque a veces la economía y las crisis vienen también en condición de las propias situaciones que se generan". Una farragosa manera de hablar, no decir nada y agachar la cerviz.
Cabe recordar a aquel agudo leonesista y sanitario, que, irónico, tranquilizaba a sus pacientes con ingenios verbalizados como este: "ese dolor -el que manifestaba padecer el quejumbroso que acudía a la clínica- es del propio dolor, y según se la vaya quitando, le irá desapareciendo". Y tenía razón. ¡Qué país!

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres