jueves, 2 de febrero de 2023 15:46 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
De vez en cuando

La patata caliente que se quedó fría

A rey muerto, rey puesto. Ya está en marcha el 'nuevo' Partido Popular de León (es un decir) con Ester Muñoz, la delegada territorial de la Junta, a la cabeza. Escrito estaba que el ciclo del anterior presidente -que solo ha durado quince meses en el cargo- estaba agotado desde que el alcalde de Villaquilambre, Manuel García, se arremangara para acudir a los juzgados y denunciara el presunto pucherazo de unas afiliaciones irregulares. Y se activó el detonante. No fueron, precisamente, jornadas de vino y de rosas para un PP, por entonces, sumido de antemano en un nido de traiciones e intereses bastardos.

Julio Cayón
02/12/2022 - 02:20

Ahora, ante la dimisión (?) del ya expresidente, se ha vendido una falacia que roza el esperpento. Todos con Ester. Todos a una, como en Fuenteovejuna. Unidad y diálogo. Lo que siempre se subasta, sople de donde sople el viento. Y ante ello, ante tamaña euforia, el más corto del lugar -que tampoco el más tonto- sabe que todo es una componenda. Que a la señora Muñoz no la han elegido los del Comité Ejecutivo -un órgano del partido con más mansedumbre e inmovilismo que otra cosa- sino la central de Valladolid, el 'amo' Mañueco en persona, con el objetivo de colocar al frente de la organización leonesa a una persona de su confianza. Y Ester Muñoz hace tiempo que lo es. El ‘caporal' de la Junta y del partido sabe que pacificar la provincia es materia irrenunciable y el guirigay había que resolverlo con urgencia.
La patata caliente a la que se enfrentaba la flamante presidenta ‘mañuequista' tenía nombre propio: Manuel García (o Manolín, como le conocen sus íntimos). Al regidor del alfoz lo habían estado menospreciando sin recato ni medida, desde que explicó que acudiría a los Juzgados para desenmascarar las maniobras que atentaban a su honor político. Y hasta personal. Es más, cuando se anunciaba que venía el lobo -el proceso judicial que se sustanciaría a mediados de febrero- nadie lo creía. Y hasta había quien se carcajeaba. Y los 'colegas', todos, tan felices. Pero el lobo llegó. Estaba ahí. A tiro de piedra. Y las canillas empezaron a resentirse.
Cambió el cuento y era fácil intuir que, a la vez, comenzarían las enjabonaduras para que Manolín retirara la acusación. Y la primera era garantizarle la candidatura de su Ayuntamiento y alguna otra cosa. Al 'estilo Juan Vicente Herrera'. Y la retiró. Ayer mismo se supo. ¿Acabó doblegándose el alcalde?, en absoluto. No vive de la política y eso juega a su favor. En el PP también tenían claro ese 'atributo' de García.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres