miércoles, 8 de febrero de 2023 12:06 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
mentiras y engaños

As Bestas

No es la primera vez, ni será la última, que tenga que escribir sobre las cacicadas de algunos de nuestros "ilustres" munícipes. La retahíla de insultos para estos bestias daría para llenar la columna. Estos señoritos gobiernan sentados en las poltronas de los ayuntamientos (y de la Diputación) desde hace años, como quien fuera dueño del cortijo de los Santos Inocentes.

Archivado en: Nicolás Pérez Hidalgo, As Bestas, Santa Colomba de Somoza, Los Montes de la Ermita

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Nicolás Pérez Hidalgo
20/1/2023 - 02:20

No va tanto, que escribí del cacique del Ayuntamiento de Santa Colomba de Somoza, empeñado en no empadronar a la gente en Prada de la Sierra y ahora hay que hablar del cacique del Ayuntamiento de Igüeña (16 años de alcalde y 28 en el Ayuntamiento, se me antojan demasiados). Ambos utilizan los mismos falsos argumentos para negarle el empadronamiento a la gente que tiene sus casas, vive y paga impuestos en sus pueblos.
Estos días se ha conocido que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha reconocido a Abel el derecho a ser empadronado en su casa de Los Montes de la Ermita. El mismo día el alcalde ha dicho que recurrirá la sentencia, porque no le parece bien que este hombre se empadrone donde vive. Siempre podrá empadronarlo en la casa consistorial, como hacían en Santa Colomba de Somoza. Los argumentos para negarles los empadronamientos siempre son los mismos, tanto si eres de izquierdas como si eres de derechas. Es un argumentario de libro, creado a las ubres de la mamandurria administrativa por los políticos ladrones. Que si no hay condiciones de habitabilidad ni normas urbanísticas que permitan la construcción y rehabilitación, que no hay junta vecinal, que el pueblo se ha declarado abandonado, que si esto, que si aquello,... pero la realidad es tozuda y la explicación es mucho más simple. Cuando no hay pueblos ni vecinos, todos los recursos del pueblo los controla el ayuntamiento. Es la lucha por la pasta, por los pastos, los cotos de caza, los pinos, los chopos, los eólicos, los huertos solares...
Esa lucha que se ve claramente reflejada en la película As Bestas, hasta llegar al asesinato rumiado y premeditado. A veces, los intereses se ven de lejos, pero en la mayoría de los casos hay que convivir con el vecindario (el que vive cerca y el que vive muy lejos), para establecer las redes clientelares que hacen que el caciquismo brille con luz propia en las zonas más despobladas de la provincia. Demasiados intereses, que hacen que los alcaldes se comporten peor que las bestias por un puñado de euros.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres