martes, 6 de diciembre de 2022 19:37 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
visita de miguel martínez a las obras, que se encuentran al 90%

El parador de Villafranca del Bierzo abrirá sus puertas en noviembre de este año

El presidente de Paradores de Turismo, Miguel Martínez, ha visitado durante la mañana de hoy las obras de mejora del parador leonés de Villafranca del Bierzo. El motivo ha sido conocer ‘in situ’ la marcha de unos trabajos que, debido a su complejidad, han retrasado la apertura del nuevo edificio hasta finales de octubre próximo, estando prevista la inauguración oficial el próximo mes de noviembre.

Archivado en: Paradores, Villafranca del Bierzo, Miguel Martínez, inauguración, noviembre, obras

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es
07/9/2010 - 12:45

Un retraso debido a la magnitud de las obras en proceso de ejecución, que darán como resultado un edificio que será un emblema para la empresa. Éste constituirá un paradigma de las instalaciones sostenibles, proyectadas según conceptos avanzados de gasto energético, tales como la utilización de biomasa, el aislamiento y la climatización. Se trata de propuestas innovadoras que gracias a una inversión superior a los 6 millones de euros harán del parador berciano un referente de la hotelería moderna. “Cuando terminen las obras, Villafranca y todo el Bierzo tendrán un parador de cuatro estrellas, accesible para todos, ecológico, moderno, cómodo y con mayor capacidad para alojar viajeros y albergar eventos y celebraciones”, así resume el presidente de Paradores, Miguel Martínez, los objetivos que la cadena pública hotelera quiere conseguir con la reforma integral del parador de Villafranca del Bierzo.

La reforma ha supuesto una transformación total del establecimiento, de sus accesos y de sus zonas exteriores. Sin embargo, los arquitectos encargados del proyecto, José Ignacio y Eduardo Paradinas, han mantenido las características esenciales del edificio y su aire de parador histórico.

Miguel Martínez, ante los periodistas, ha detallado las mejoras realizadas en el parador:
- El incremento de habitaciones: De las 39 anteriores a la obra a las 51 habitaciones actuales. Todas ellas son amplias y cuentan con un vestidor. Destaca la construcción de 4 suites con salón independiente y otras cuatro junior suites.

- La gran capacidad para eventos y celebraciones de hasta 200 personas: El nuevo parador contará con un nuevo salón multifuncional panelable de 275 metros cuadrados. Se modernizarán además la cafetería, el restaurante, la sala de estar para clientes y el actual salón de reuniones.

- Una piscina todo el año: Se dotará al parador de una piscina climatizada con cubierta móvil que permitirá su disfrute durante todo el año.

- Más espacio para los coches: Se amplía el número de plazas de garaje para permitir el aparcamiento de 42 vehículos.

- Más espacio recreativo: El parador contará con una terraza de verano con vistas a las montañas que se ubicará en la parte posterior de la parcela que ahora permanece inutilizada. En esa zona también se instalará una zona de juegos para los niños.

- Un edificio más moderno y monumental: El establecimiento contará con una decoración más actual y con las últimas tecnologías. La fachada se revestirá de granito para acentuar su elegancia y monumentalidad.

Un parador verde y accesible a todos
Martínez ha vuelto a hacer hincapié en dos aspectos muy importantes de la reforma: la mejora de la accesibilidad y la preocupación por el medio ambiente. “Las obras van a permitir la creación de plazas de aparcamiento para minusválidos, la eliminación de barreras arquitectónicas y la adaptación de accesos y habitaciones para que puedan disfrutar del Parador las personas con movilidad reducida”.

De la misma forma, el presidente de Paradores ha añadido que “el renovado edificio será además un Parador sostenible. Los materiales de construcción se han elegido siguiendo las indicaciones del llamado Edificio Verde. Son maderas procedentes de bosques sostenibles y tuberías de polietileno en lugar de PVC –detalló Martínez-. Los materiales que revisten el edificio, permiten mantener mejor el frío en verano y el calor en invierno para ahorrar así una considerable cantidad de energía. Todos los sistemas de iluminación están pensados para conseguir la mayor eficiencia energética. El parador cuenta además con un Plan de Gestión de Residuos que optimiza la generación y recuperación de los mismos”.

El presidente de Paradores ha recordado que desde su apertura en 1959, el Parador de Villafranca ha sido una referencia turística y gastronómica muy importante para toda la comarca y ha concluido afirmando que “ahora, con estas obras de modernización, queremos que el Parador de Villafranca se convierta en el centro turístico, gastronómico y de realización de celebraciones y eventos, más importante del Bierzo”.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres