lunes, 22 de abril de 2024 04:58 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
De vez en cuando

Cuando generalizar equivale a obsceno

A España, hoy, se la contempla como una politizada nación de corruptos. De delincuentes de cuello duro y guante sucio. De trapisondistas. Dicho a la brava, de mangantes de toda índole y condición. Y es que a la vista de los últimos ‘acontecimientos patrios' tampoco resulta extraño que lo piense la mayoría de la gente. Ahora bien, una cosa son los chorizos y descuideros que anidan y pululan por los partidos políticos, y otra, muy distinta, las propias entidades como tales estamentos. Eso de tabla rasa y café para todos es retrógrado e injusto. Y también obsceno.

Julio Cayón
17/3/2023 - 03:30

Cuando, en su momento, comenzaron a aflorar las corruptelas en el Partido Popular -que no del Partido Popular, que es muy distinto- el PSOE, cual hiena herida, se lanzó en tromba al cuello de los conservadores. El objetivo era denostar a la derecha. Convencer a la opinión pública de que el PP, todo el PP, era una montaña de corrupción desde el primero hasta el último. Y eso nunca ha sido así. Jamás puede ponerse en tela de juicio el buen nombre de una familia, por culpa de un vástago descarriado o de media docena de parientes lejanos.
A los socialistas, que sortearon el barullo de los ERE de Andalucía con cierta habilidad y, para ser exactos y concretos, con la inestimable ayuda de un muy definido sector mediático, les ha explotado en la cara un asunto delicadísimo, el ‘Caso Mediador', del que no se sabe aún qué puede llegar a transcender en un futuro próximo. Desde luego nada bueno. ¿Quiere ello decir que todo el PSOE, de arriba a abajo, es corrupto?, en absoluto. Lo serán quienes, aprovechándose de su situación y privilegios, hayan metido la mano en el cajón del pan para llevarse la hogaza y hasta los mendrugos de anteayer.
Es más, si esto de las generalizaciones se hubieran llevado al límite, tanto una como otra organización ya habrían desaparecido del mapa. O serían residuales. ¿Quién iba a tener el cuajo de votar a unas instituciones de tan híbrido pelaje y perniciosos antecedentes? Pero no es de esa manera. Como tampoco lo es que desde la asunción a los medios de comunicación del escandaloso ‘affaire' -capitaneado, presuntamente, por el exdiputado socialista Juan Bernardo Fuentes (‘Tito Berni')-, a dos parlamentarios leoneses del PSOE -uno y una- les hayan pretendido abrir en canal -o al menos intentarlo- en su dignidad y decoro. Sin ninguna prueba. Es lógico, pues, que hayan anunciado posibles acciones judiciales para salvaguardar su buen nombre. Resulta indecente, aunque el daño está hecho.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres