domingo, 19 de mayo de 2024 07:52 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
De vez en cuando

¿Quién manda en el Partido Popular de León?

No es descubrir la cuadratura del círculo. Si continúan igual las cosas, de desastre en desastre hasta la derrota final. Es lo que se intuye para el PP de León -incluso desde dentro de la propia organización-, después de los malabares y embrollos que han venido produciéndose desde la asunción de Margarita Torres -o Torre- a candidata a la alcaldía de León. Al margen de las disputas entre los que mandan y los que presuntamente deben obedecer, el partido va camino de convertirse en la coña de toda una ciudad y aledaños. Nadie entiende que ante las inobservancias y espantadas de la aspirante la hayan mantenido al frente de la nominación.

Julio Cayón
21/4/2023 - 01:10

Este martes, por la tarde, se hacía pública -por fin- la lista que acompañará a Torre (o a Torres) en su afán por desbancar a José Antonio Diez del mando municipal. Una lista trampantojo que ha dejado por el camino demasiados cadáveres. Y eso se paga. Más pronto que tarde. Ya hay gente dispuesta a cambiar el voto. Demasiadas desafecciones y excesivas decepciones que no tendrían sentido, si todo se hubiera hecho bien desde el principio.
Si entonces se produjeron discrepancias internas cuando se supo de la elección de la experta medievalista -se la reconoce en la capital leonesa por el fracasado Grial de San Isidoro-, las discordancias se agigantaron en el momento que ella anunció que no aceptaría injerencias ni imposiciones en cuanto a designar a los nombres de su equipo. Y eso es imposible por muy Margarita que se llame. Inviable en el Partido Popular y en el resto de las organizaciones políticas. Siempre ha habido -y seguirá habiendo- un ten con ten entre las partes, a de fin de llegar a acuerdos que, más a menos, contenten a la mayoría. (Es un decir).
El primer pulso -que fue, también, el primer patinazo- se lo echó a Valladolid, al propio Mañueco -a quien le perdió el respeto-, haciendo caso omiso a lo pactado para el Ayuntamiento de León. La importó tres ‘pelés' decir ‘so' y luego ‘arre'. Creía que mandaba ella. El segundo, cuando convocó de forma unilateral, al margen del partido, una rueda de prensa para anunciar la lista definitiva. Desde el Paseo de Salamanca se la desautorizó. Y llegó otro absurdo. Un nuevo desencuentro. La candidata pretendía incluir a un ex afiliado, al que, como es natural, tanto la provincial como la regional tienen vetado. Y vuelta la burra al trigo. Lo suyo, en fin, es crear líos, polémicas y situaciones indeseadas. En esto se ha convertido el Partido Popular de León. En un cajón de sastre. O desastre.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres