lunes, 6 de julio de 2020 22:04 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
presentará dos mociones para debatir el próximo pleno municipal

El PP pide un Plan de Prevención de Riesgos Laborales en Policía y Bomberos

El concejal del PP en el Ayuntamiento de León, Fernando Salguero, instó hoy al equipo de gobierno PSOE-UPL la elaboración de un Plan Específico de Prevención de Riesgos Laborales para los servicios municipales de Prevención y Extinción de Incendios y de Policía Local. Para Salguero, resulta “absolutamente necesario” que el personal de Policía Local y el personal del Servicio de Bomberos tengan formación al respecto, se hagan evaluaciones de riesgos, se evalúen los equipos de trabajo y de protección individual en cuanto a su seguridad, se respete taxativamente su mantenimiento, se compruebe regularmente su homologación, se conozcan pormenorizadamente todos los riesgos que presente cada actividad y que todos participen en el seguimiento de la aplicación de prevención de riesgos, con el fin de alcanzar de la forma “más rápida posible” los niveles de seguridad que son necesarios y exigibles.

Archivado en: Fernando Salguero, PP, Ayuntamiento de León, León, prevención, trabajo, riesgos laborales, policía, bomberos

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es
09/11/2010 - 14:30

 

 

 

El edil popular explicó que todo ello se conseguirá mediante la evaluación de riesgos de las actividades básicas del personal, la adquisición de EPI´s, de vehículos, la estadística e investigación de incidentes/accidentes, la comunicación de riesgos, la valoración de riesgos psicosociales, la calidad del entorno laboral, la situación del Parque de Bomberos, del Cuartel de la Policía Local o dependencias y su organización interna, entre otras muchas otras variables.

En este sentido, Fernando Salguero comunicó la presentación de dos mociones con el fin de que, previos los informes y trámites que correspondan, puedan ser debatidas y aprobadas en el próximo Pleno municipal, con el respaldo de las fuerzas políticas presentes en el Ayuntamiento de León, para así elaborar el Plan Específico de Prevención de Riesgos Laborales para los servicios municipales de Prevención y Extinción de Incendios y de Policía Local.

“Cuando hablamos de riesgos profesionales en los servicios de Prevención y Extinción de Incendios y en el de Policía Local hemos de tener como referencia los numerosos y diversos riesgos a los que están sometidos, específicos del desempeño de sus funciones y que, con frecuencia dada la naturaleza del trabajo que desempeñan, son imprevisibles. De esta realidad laboral se deduce que existe cierta coincidencia entre los riesgos percibidos y los padecidos, y que estas funciones son arriesgadas pudiéndose considerar, sin ningún género de duda, como una profesión de riesgo”, argumentó Salguero.

El concejal popular explicó que la Ley reguladora de la Prevención de Riesgos Laborales, al excluir de su ámbito de aplicación a aquellas actividades de los Servicios Operativos de Protección Civil o de la Policía, cuyas particularidades lo impidan, ha inducido a dudas sobre su aplicación en los servicios de extinción de Incendios o de Policía, sobre todo Local, ya que se da la circunstancia de que la Policía Nacional y la Guardia Civil tienen su propia y específica evaluación de riesgos laborales.

“Algunos ni siquiera se han planteado otorgar a la Prevención de Riesgos Laborales de la Policía Local o del Servicio de Bomberos un tratamiento específico, separado del general que aplican para el resto de la Corporación municipal o provincial, cuyos trabajadores no tienen la misma problemática en cuanto a riesgos laborales”, apuntó Salguero, dado que únicamente están excluidas actividades concretas de prestación de emergencias por no ser evaluables con carácter general, según ha quedado suficientemente demostrado en numerosos dictámenes del Ministerio de Trabajo, de la Inspección de Trabajo y normativa europea, siendo clarificadora la Directiva 89/391/CE del Consejo de 12 de junio de 1989 relativa a la aplicación de medidas para promover la mejora de la seguridad y la salud de los trabajadores en el trabajo.

 

EL SÍNDROME BORNOUT

“En ocasiones, el personal sufre el síndrome del trabajador quemado, conocido como burnout –ansiedad, estrés, depresión- y ello origina bajas laborales con el consiguiente coste económico, laboral y de organización. No sólo es importante hablar de seguridad sino que hay que tener en cuenta la ergonomía del trabajo y el grado de satisfacción laboral a la hora de la intervención. Las medidas de autoprotección deberán estar adaptadas al riesgo específico de cada bombero y cada policía”, detalló Fernando Salguero.

El Ministerio de Trabajo y Asuntos sociales, en su informe relativo a la aplicación de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, de fecha 30 de marzo de 2007 dice, entre otras consideraciones, que en relación con la exclusión relativa a la protección civil, no se excluyen éstos en cuanto tales, sino “únicamente determinadas actividades específicas” de dichos servicios cuyas particularidades se pueden oponer de manera concluyente a la aplicación de las normas reguladoras de la prevención de riesgos laborales.

También señala que la Ley de Prevención de Riesgos Laborales es de aplicación a este colectivo, aun cuando éstas se ejerzan por las fuerzas de intervención sobre el terreno, y poco importa la naturaleza de la prestación del servicio, dado que se realizan en condiciones habituales, conforme a la misión encomendada al servicio de que se trata.

Concluye señalando que el principio de excluir de la prevención las actividades de ellos cuyas particularidades lo impidan sólo cederá ante situaciones de grave riesgo colectivo como, por ejemplo, “catástrofes naturales o tecnológicas, los atentados, accidentes graves u otros eventos de la misma índole, cuya gravedad y magnitud requieran la adopción de medidas indispensables para la protección de la vida, de la salud, así como la seguridad colectiva y cuyo correcto cumplimiento se vería comprometido si debieran observarse todas las medidas de prevención de riesgos.

“No obstante, en estos casos no debe olvidarse que la Directiva 89/391 exige a las autoridades competentes que velen para que la seguridad y la salud de los trabajadores queden aseguradas en la medida de lo posible”, concluyó Salguero.

 

 

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres