sábado, 20 de agosto de 2022 04:22 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Entrevista a Humildad Rodríguez, deirectora de la fundación general de la universidad de león y de la empresa (Fgulem)

“La Fgulem está en expansión, así lo demuestran los resultados en investigación y proyectos”

Humildad Rodríguez es doctora en Biología, profesora Titular del Área de Antropología Física de la Universidad de León. Hace poco más de un año que tomó las riendas de la Fundación General de la Universidad de León y la Empresa (Fgulem),cargo que afronta con ilusión y con un objetivo claro: la visualización social y universitaria de la entidad. Una meta que, como muestran los resultados, ha ido consiguiendo con un incremento en proyectos de investigación aplicados a las empresas , contratos con empresas y becas, aunque aún queda mucho trabajo.

Archivado en: Humildad Rodríguez, Fgulem, fundación, ULE, universidad de León, directora, entrevista, León

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es / Lucía Martínez
29/11/2010 - 13:38

¿Cuál es el papel social que desempeña la Fgulem?
Las fundaciones Universidad– Empresa surgieron hace años con un papel más vinculado a lo académico, pero en un momento de profunda crisis como el que vivimos, donde se habla tanto del I+D+i ,de la innovación como factor de un crecimiento sostenible, las fundaciones
son un puente que pone en valor la investigación de la universidad en el mercado, que traslada el conocimiento universitario a la sociedad a través de distintos ámbitos, aunque trabajamos con dos pilares fundamentales: la formación y la transferencia de conocimientos.

La Fgulem presta servicios a la universidad y a la empresa, ¿cuáles son las principales
líneas de actuación?

Antes lo que se valoraba de un investigador era que publicase en revistas de impacto, pero hoy ya no es así. Hoy hay que transferir el conocimiento que se genera en la universidad a la empresa. Hay que desarrollar proyectos e investigaciones que tengan una aplicación, una viabilidad comercial, por lo que fomentamos la participación en proyectos nacionales e internacionales. También estamos trabajando en temas de gestión de propiedad intelectual, materia en la que todavía hay muchas dudas, y los cursos de formación que hemos hecho este año al respecto han ido muy bien. A nivel de empresa también hay que tener en cuenta que la Fgulem es una fundación pública de carácter privado que se autofinancia, por lo que también damos servicios a empresas.

¿Y qué aporta en la práctica la Fgulem al binomio conocimiento y empresa?
La transmisión del conocimiento que se genera en la universidad a la empresa ese traduce en trabajo: becas, proyectos, prototipos... TCUE es el proyecto de Transferencia de Conocimiento Universidad– Empresa impulsado por la Junta de Castilla y León, en el marco de la Estrategia Regional de Investigación Científica, Desarrollo Tecnológico e Innovación 2007-2013, concretamente de la Estrategia Universidad- Empresa 2008-2011. Acaba de terminar la segunda fase de este programa, a través del que se han hecho muchas cosas. Ahora mismo hay solicitados diez proyectos europeos, hemos realizado tres planes de empresa en convocatorias nacionales públicas y nueve extra regionales. Hay  solicitadas cuatro patentes y otras 3 en trámite, de prototipos fruto de este programa, y tenemos en ejecución tres proyectos europeos y 207 contratos con empresas.

¿Cuál es el papel en formación?
Cuando los alumnos finalizan su titulación en la universidad pueden participar en los programas OPEAS (Orientación Para el Empleo y el Autoempleo), y trabajamos con ellos en distintos tipos de acciones, desde cómo tienen que empezar a buscar empleo, cómo han de afrontar una entrevista, qué tienen que  potenciar… Este año casi 1.200 alumnos titulados -950 en empleo y 210 en autoempleo- han participado en ellos. También ofertamos becas para prácticas en empresas. Este año tenemos 668 becas concedidas, 200 más que el año pasado, y en algunos casos esas becas se transforman en empleo. Y además contamos con el Centro de Idiomas, en el que la Fgulem colabora con el Vicerrectorado de Extensión universitaria en la gestión del profesorado. Aunque probablemente a partir de primeros de año llevemos la gestión integral. Queremos modernizar el centro, y no limitarnos a enseñar sino que queremos poder expedir certificaciones oficiales, examinar del 'TOEFL', preparar a los alumnos para las becas Erasmus…

Sin embargo el paro, entre titulados superiores es elevado, ¿qué hace la Fgulem para que la formación responda a las necesidades empresariales?

Observamos y analizamos cuáles son las necesidades de las empresas de diferentes  sectores, sobre todo de León, y damos una formación adicional para quien le interese. Diseñamos también formación a la carta, es decir, una empresa se pone en contacto con nosotros y nos dice en qué materia necesita que sus empleados se pongan al día y les impartimos cursos. Una de las cosas que se enseña en los OPEAS es la importancia de la formación continua, que la formación es una parte consustancial a la vida de un trabajador, y las empresas también tienen que ver esto muy claro. El problema que estamos viendo ahora es que hay gente que dejó de formarse muy joven y se tiene que poner a ello ahora. Por ejemplo en temas relacionados con la formación profesional hay muchos huecos vacíos, y estamos intentando llegar a esos nuevos nichos laborales.

¿Son conscientes los jóvenes de la necesidad de la formación continua?
No, ni de la necesidad de formación en otros recursos auxiliares como las habilidades personales. Esas son las cosas que en los OPEAS se les intenta también decir.

Hace un año que cogió las riendas de la Fgulem, ¿qué balance hace de este tiempo?
La fundación tiene una gran potencialidad y es muy desconocida para la sociedad y la comunidad universitaria. De lo que no se visualiza se duda y he trabajado en que este no sea el caso de la Fgulem de forma que creo que he conseguido que entre en expansión. Esta apertura se está notando en la formación e investigación y en la transferencia del conocimiento. Lo estamos viendo en proyectos europeos y en la gestión de contratos con empresas, de proyectos nacionales… Ahora mismo hay en ejecución 383 proyectos de colaboración ULE- Fgulem , lo que corresponde a una inversión de casi 7 millones de euros, contratos con empresas que llevan asociados un 20% de empleo.

Uno de los objetivos de la entidad es la promoción de la investigación, ¿qué fuerza investigadora tiene la provincia?
León tiene una potencia investigadora elevada. La Junta ha elegido a la Fgulem como el organismo transmisor de los resultados de las investigaciones. Trabajamos con 18 grupos de excelencia con alta capacidad de transferencia de conocimiento y les damos los servicios auxiliares que necesitan. Por ejemplo gestionamos las becas de investigación en departamentos de la ULE, ya que la universidad las solicita pero no tiene capacidad para gestionarlas.

¿Y cómo se fortalece el vínculo entre investigación y empresa?

Reuniendo a grupos de investigación de un área determinada con empresas que trabajan en esos ámbitos y hacemos que intercambien necesidades. En general las grandes empresas tienen grupos de investigación e innovación potentes, pero no ocurre así en el tejido empresarial de León. En la provincia tenemos sobre todo mediana y pequeña empresa, por lo que hay que procurar darles asistencia para su innovación. Por la otra parte están los investigadores. Ellos deben recibir su parte, que es la comercialización y aplicación de su trabajo. Ahora estamos trabajando en ello a través de un cluster de energías renovables, de agroalimentación y de biofarmacia, ya que nos hemos fijado sobre todo en las potencialidades de la provincia.

¿Y en qué fase se encuentra el cluster de biofarmacia?

Estamos en fase de anteproyecto provisional. La pasada semana la Fgulem y la Junta  hicieron presentación preliminar y la idea es que hacia el mes de diciembre o enero se pueda hacer la presentación del proyecto definitivo. Este cluster surgió de la Fgulem porque
vimos que León tiene un enorme potencial en el sector biofarmacéutico, un potencial que es aún mayor gracias a las pequeñas empresas auxiliares que tiene alrededor. Pero a la vez observamos que hay muchas pymes que trabajan para grandes empresas de fuera porque aquí son casi invisibles, y al revés, que aquí hay industrias potentes que tienen que trabajar con auxiliares de otros lugares porque aquí no se les da servicio. Lo que buscamos es casar necesidades y servicios y así crear un gran núcleo del sector biofarmacéutico en León.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres