miércoles, 1 de febrero de 2023 11:21 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
22-M los candidatos al ayuntamiento de león / MASS Ana Guada

“El PP no puede defender ideas ni proyectos políticos porque priman los intereses partidistas”

Tras 16 años en la vida municipal de León bajo las siglas del PP, Ana Guada, acompañada de su inseparable María José Alonso, “reventó” ante el “acoso y derribo” de los sus ya ex compañaeros y por el “autoritarismo” de la presidenta Isabel Carrasco, y abandonó las filas populares. Ahora se presenta con el Movimiento Social Alternativo (MASS) como candidata a la Alcaldía de León, con Alonso como número dos, para devolver León a sus ciudadanos, ante una “nefasta gestión municipal” que “se ha olvidado de la política social en época de crisis”.

Archivado en: Ana Guada, MASS, Ayuntamiento de León, León, candidata, elecciones

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

gentedigital.es/Europa Press
24/2/2011 - 21:25

¿Por qué se presentarse a la Alcaldía de León?
Cuando presenté mi baja en el PP llegó un momento de reflexión sobre mi trayectoria política y sobre las miras tengo de cara al futuro. En ese período, en el que he contado con el gran apoyo moral y como amiga de María José Alonso, decidí afrontar un reto ilusionante como es presentarme a la Alcaldía de León, con ella como número dos. De esta manera intentamos encajar nuestra ideología de centro derecha dentro de un paraguas político que nos ha recibido con los brazos abiertos, como es el MASS. En esta formación, creada en su día también por personas afines al PP, podremos expresar en libertad y con independencia, nuestras ideas, qué proyecto queremos para la ciudad, y sobre todo mantener esa ilusión por seguir trabajando por los leoneses que nos fue frenada y que no hemos podido hacer el resto de la legislatura. Pero sobre todo lo que me ha empujado, y para mí ha sido imprescindible, ha sido el apoyo y el ánimo que me han ofrecido cientos de leoneses en la calle.
 
¿Qué le atrajo del MASS’
El Movimientos Alternativo Social es una muy buena alternativa de futuro, un partido por y para León y creo que el MASS puede perfectamente ser la alternativa de futuro para renovar la vida política municipal, que creo  que es muy necesario. Se trata de un movimiento alternativo social en el que existe democracia interna, lo cual es básico. Yo por lo menos pienso que no se puede trabajar de rodillas. Hay que trabajar en libertad, defendiendo unos ideales, y sobre todo para y por las personas de León.

 
¿Por qué ese apoyo? ¿La gente está cansada?
En el contexto nacional, regional y local en el caso de León, percibo cierta desconfianza, cansancio, hartura de los electores hacia esas grandes fuerzas políticas PP y PSOE. ¿Por qué? Pues porque a lo mejor no tienen los dirigentes adecuados, porque no se plantea una labor de oposición hacia una nefasta gestión… Ese desencanto es lo que hace que esas grandes marcas políticas causen un revulsivo en el ciudadano, que es muy sabio, y quien tiene que decidir en mayo el futuro de la ciudad de León.

¿Y en su caso particular?
El hecho de darnos de baja de un partido grande es de sobra conocido. No voy a entrar en críticas a nadie ya que todo el mundo: personas afines, simpatizantes y votantes del PP, son conscientes que el partido va por mal camino, y hay una persona que es la culpable, su presidenta. Desde el PP ahora mismo no se pueden defender ni unas ideas, ni un proyecto político, porque lo que prima –de ahí que no estemos bajo sus filas- son los intereses partidistas y personales. Hay demasiada ambición de poder por parte de los actuales dirigentes políticos de ambos partidos, PP y PSOE.
 
Después de 16 años en el Ayuntamiento de León, con gobierno del PP y de PSOE-UPL. ¿Qué sensación tiene de la institución?
Desde mi entrada como concejal en el Ayuntamiento en el año 1995, con una mayoría de años de gobierno bajo las siglas del PP, ha habido muchos vaivenes, como en cualquier administración municipal. Desde el punto de vista de los años, la experiencia es muy buena, y me ha supuesto muchas satisfacciones, teniendo en cuenta sobre todo que he sido responsable la mayoría de los años del área de servicios sociales. Eso ha significado tener la oportunidad de ayudar a personas, y yo le doy mucha importancia a las familias y los ciudadanos, que al final es lo que cuenta, que las familias vivan dignamente en la ciudad de León. Desde el punto de vista más político estamos ante un panorama complejo. Después de estos 16 años creo que bajo el gobierno del PSOE se ha producido una decadencia de la gestión municipal, y que no se puede gestionar una ciudad a base de algo de lo que debería estar en contra el socialismo, de la base de su ideología, como son las privatizaciones, los despidos improcedentes, los proyectos milagro en momentos de crisis… Y todo con la complicidad de una UPL que creo que está en bancarrota. Ha habido altibajos. La gestión de los primeros ocho años ha sido muy buena, en ese momento bajo las siglas del PP, con otro alcalde. Pero luego el panorama político se complicó: los resultados variaron, se gobernó a base de pactos, incluso pactos con fuerzas que han perdido las elecciones como ocurrió en 2003 en el que un PSOE que perdió pacta con la UPL y consigue gobernar sobre la fuerza más vitada. Han sido muchos años de altibajos.
 
¿Qué opinión tiene sobre la UPL?
La UPL tiene una cabeza tricéfala. Por un lado la propia –que cada vez lo es menos–, y después ha gobernado con el PSOE y también con el PP. Algo que debería recordar.  Entonces no sabemos exactamente qué es lo que defiende y lo que no. La UPL es corresponsable de esa gestión nefasta, tanto en la anterior legislatura como en esta, y parece ser que no son culpables de nada. Además ahora mismo no representan ningún tipo de leonesismo. Me gustaría de vez en cuando escuchar alguna reivindicación por parte de la UPL ante uno de los puntos esenciales del pacto de Gobierno que firmaron en junio de 2007, en el hablaban y presionaban al PSOE para conseguir la autonomía de León, por ejemplo. Se han olvidado de sus propios ideales y han sido fagotizados por el proyecto y la gestión del PSOE.

¿Cuáles son sus expectativas?
Después de todo este bagaje de estos años creo que estamos ante unas elecciones un poco atípicas, por el desencanto hacia las fuerzas mayoritarias, porque muchas otras fuerzas optan por primera vez a la Alcaldía de León, y entre ellos una muy buena alternativa que es el MASS.

Ese conglomerado de “partidos alternativa”, ¿beneficiará al MASS?
Es un gran esfuerzo de imaginación, y además no soy una persona que me fíe demasiado de las encuestas. Lo que sí estoy convencida es que el escenario político en el Ayuntamiento de León va a cambiar por el gran hastío que existe hacia los grandes. No sé qué fuerzas van a entrar… pero hay que tener en cuenta que el MASS es un partido grande dentro de los pequeños. El MASS nunca va a prometer una obra millonaria o faraónica que sabemos que no se va a poder ejecutar. Me gustaría que alguien analizara los programas de la UPL y del PSOE y me dijera qué se ha cumplido y qué no. La UPL no ha cumplido nada, y el PSOE medidas contadas. Desde el MASS, toda la candidatura, desde el número uno al 27, vamos a intentar ganar y sacar una buena representación en el Ayuntamiento de León, para intentar de esa manera acabar con lo que hay en la política local. Falta cordura política. Es hora de regenerar esa política municipal y sobre todo apostar desde el MASS por algo importante, la integridad. Las personas que van en una lista política tienen que ser íntegras, con responsabilidad, sensatas. Sí habrá ese cambio en el escenario y el MASS va a formar parte de ese escenario.
 
¿Serán llave?
El MASS se presenta para ganar, y cuanto más mejor. Esa decisión estaría en el equipo, pero en principio yo no estaría dispuesta a ser la llave de ninguna puerta. Eso significa que el que quiera gobernar tendrá  que hacer un infinito esfuerzo para convencer a los leoneses para que tengan esa mayoría suficiente. En todo caso, si no sacamos representación suficiente mantendremos una oposición seria, con imposición del diálogo, y, lo mejor que se podrá hacer será llegar a acuerdos puntuales con el equipo de Gobierno. Ahora mismo, con un pacto con tanta desigualdad se aplica una política de rodillo. Sobre los grandes asuntos tenemos conocimiento a través de las Junta de Gobierno Local, ya que en las comisiones informativas no se informa absolutamente de nada, todo va a acuerdo de Junta de Gobierno, que aún encima no preside el alcalde, con lo que está incumpliendo la ley. Lo deja en manos de su vicealcalde el señor Chamorro. Quizás es que no quiere ser copartícipe de lo que allí se decida, por si acaso. No hay transparencia.
 
Desde que abandonaron las filas del PP ¿Cómo se encuentran en el Ayuntamiento?
Bien, mucho más cómodas que antes y disfrutando de libertad a la hora de ejercer de oposición, de plantear un nuevo proyecto alternativo ilusionante. No se podía trabajar con un yugo en la cabeza, y una operación de acoso y derribo de nuestros propios ex compañeros, que lo que deberían haber hecho era centrarse en hacer oposición no soy rencorosa, allá cada cual, pero con el tiempo cada uno acabará en su sitio.
 
El PSOE lleva por bandera esos proyectos faraónicos que usted criticó en su presentación como candidata, ¿Cuál será su propuesta?
Cuando me refería a esos proyectos faraónicos  es lógicamente por las circunstancias por las que está pasando España y la ciudad de León, que cada día crece en número de desempleados. Ante esa necesidad vital de atender a las familias, de volcarse en las políticas sociales no se puede apostar por proyectos que además el ciudadano no reivindica. Nunca se ha pedido un tranvía, por ejemplo, ya que en una ciudad como León y su alfoz, un servicio mancomunado sería suficiente. Otro ejemplo es el Palacio de Congresos. Todas las ciudades en teoría lo quieren, pero me gustaría que hablaran con el gerente del Palacio de Congresos de Salamanca, que ha sido capital europea, y que cuente qué ha pasado con él. Ha sido un auténtico agujero negro en cuestión de gastos para el Ayuntamiento de esa ciudad. ¿Y Qué va a pasar con el Palacio de Congresos en León? Es una inversión millonaria y se hace un estudio de viabilidad a posteriori de empezar las obras –algo inaudito–. Hay que ser realistas y preguntarse ¿Para qué va a servir? ¿Cómo se va a gestionar? ¿Cuánto va a costar a las arcas? Frente a eso, en estos momentos la situación es delicada, y va a continuar. La campaña que el MASS va a presentar en el municipio de León será una campaña de actitudes más que de programas. Los grandes partidos van a empezar a prometer un montón de cosas, pero yo creo que hay que tener una ciudad digna, con unos servicios públicos que funcionen, acogedora, que tenga buena cara como ha tenido siempre, no como ahora que se ha deteriorado a pasos agigantados. Y eso sumado sobre todo a fomentar el empleo. Habrá que crear algún organismo para ello en el Ayuntamiento. Hay que atraer inversiones a la ciudad, convertirla en un nudo económico importante dentro de la Comunidad Autónoma y sobre todo, reforzar las políticas sociales, porque mientras eso no llegue habrá que apoyar a las familias. Yo de verdad, como política, me siento avergonzada de las penurias por las que están pasando muchas familias leonesas. Y creo que eso es prioritario. Desde el MASS pensamos que la política tienen que hacerla ciudadanos para los ciudadanos, y a mí me parece que los de los caudillos políticos no deben gozar de la confianza de los leoneses.

¿Cuál es la potencialidad de León y lo peor?
La potencialidad ahora mismo, y se está haciendo una nefasta gestión, es el atractivo turístico. Eso supone ingresos sobre todo para determinados colectivos amplios en la ciudad como es la hostelería y sector servicios. Ese potencial turístico se puede recuperar. Y además se puede tener una ciudad atractiva al visitante porque eso supone ingresos, y que realmente esté bien comunicada. Ha mejorado en ese sentido, en lo que son nuevas vías de comunicación, pero luego hay cosas que me dan pena. A mí me parece muy bien que los grandes partidos apuesten por una nueva terminal de un aeropuerto de viajeros, pero faltaría la terminal de carga porque a lo mejor ese es el futuro. Transporte de mercancías porque al final León es un nudo de comunicaciones en el noroeste de España. Plantar una nueva terminal cuando cada año se está reduciendo el número de pasajeros y empezar la casa por el tejado no me parece adecuado. Primero habrá que buscar qué compañías estarían dispuestas a volar desde León, y no están en su mejor momento. Todos esos grandes proyectos que siempre son bienvenidos al final que sirvan para algo. Estamos esperando también por la autovía León- Valladolid, a que se completan las rondas, el AVE que al final no se sabe cuándo llegará… infraestructuras  en definitiva que permiten una movilidad pues intentar que el asentamiento de empresas… ahí tenemos un parque tecnológico que, junto con los polígonos industriales, hay que potenciarlos… y dejarse la piel por traer trabajo a la ciudad de León. Si se hace una encuesta lo que quieren las familias es que haya trabajo para sus hijos, y lamentablemente en muchos casos, para los propios padres, que también están ahora en el paro… Y eso unido a una fuerte política social porque cada vez son más las familias abocadas a la exclusión social.
 
¿Lo mejor también es lo peor también?
Efectivamente. Esa potencialidad es lo que hay. Como turismo de interior tiene una potencialidad muy importante. La atracción de recursos económicos…
 
¿Qué mensaje lanza a los leoneses?
Que intenten superar la pasividad ante la política, e instarles a que acudan a las urnas porque  deben ejercer su derecho al voto ya que es la mayor expresión de la democracia. Pero sobre todo trasladarles que detrás de las siglas de un partido hay nombres y apellidos. Personas que deben conocer, saber quiénes son, qué quieren hacer por su ciudad, que proponen… Y que dentro de la gran oferta de candidaturas que va a haber en mayo, que listas como el MASS en política hay buena gente. Yo me resisto a admitir que todos estemos metidos en un mismo saco por culpa de auténticos escándalos a nivel político, esa trayectoria será de los que sea, pero en política hay muy buena gente y muy trabajadora. Los grandes partidos en ese sentido no se pueden tener casi 500 casos abiertos de corrupción en España por parte de los dos grandes partidos mayoritarios. Eso se tiene que acabar porque si no llegará un momento en que tristemente el ciudadano no irá votar, y ya está pasando… no encuentra un político a su gusto. La candidatura está formada por leoneses, y cada uno que haga su propia lectura.

Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres