miércoles, 2 de diciembre de 2020 07:29 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
22-M / JUAN FRANCISCO GARCÍA MARÍN BUSCA SER RECTOR

Repensar nuestro futuro con MAYÚSCULAS

Orgulloso de nuestro pasado colectivo y consciente de nuestro presente, propongo una candidatura con la ilusión de conseguir, con todos vosotros, el futuro de calidad que merecemos. Por esto, nuestro lema es: la Universidad se mueve contigo.

Archivado en: Juan Francisco García Marín, decano de Veterinaria 2002-2010,

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Juan Francisco García Marín / Candidato a rector
05/3/2012 - 19:28

Los últimos años de nuestra Universidad se han caracterizado por el mero mantenimiento, la desesperanza, las limitaciones de todo tipo, la dependencia de factores externos y la sumisión absoluta a una situación económica que no debe ser la única causa y razón de nuestro destino. Son circunstancias repetidas en la gran mayoría de las universidades españolas, sin que en ellas hayan supuesto el mismo grado de desánimo, inmovilización y apocamiento que percibimos en la nuestra. Nada ha crecido, poco se ha hecho, cada vez somos menos, con menor peso específico, sin mejoras en nuestro porvenir y, como reflejo de un inconsciente colectivo negativo, nos hemos dotado de una nueva marca de identidad escrita en minúsculas.

Pobre es el balance que podemos extraer de este período: jubilaciones anticipadas en ausencia de nuevas incorporaciones que nos han conducido hacia un envejecimiento colectivo, que no sólo afecta al Personal Docente e Investigador; la apuesta por la cantidad en vez de por la calidad, que nos aleja del espíritu que guía el EEES; por no mencionar la desconsideración de la docencia en los Másteres, donde debe culminar la formación de nuestros alumnos, o la falta de apoyo a la actividad investigadora con la consiguiente caída en la productividad y, por ende, en los rankings de calidad. Los principales éxitos de esta etapa se reducen a dos acuerdos internacionales que ya se iniciaron en la anterior legislatura, de amplia cobertura mediática, y a un campus de excelencia destinado, precisamente, a estudiar el envejecimiento. Lejos quedan los lemas y las promesas de la anterior campaña electoral presentes en todas las paredes, como la creación de la escuela de postgrado o el apoyo a los programas de becas ligados a los proyectos de investigación. ¿Por semejantes parámetros se mide una universidad? ¿Qué han supuesto los últimos cuatro años para la historia de la Universidad de León?

Es evidente que no son momentos de sueños ni de delirios gratuitos de grandeza y excelencia. El reflexivo Quijote que observa cada día nuestras andanzas lo sabe muy bien. Una crisis económica resulta necesariamente negativa, pero no debe conducir a la autocomplacencia, la desesperanza, la desolación, el ostracismo y el abandono en espera de tiempos mejores. Don Alonso Quijano cuerdo, en estos momentos, debería inspirarnos nuevas ideas, imaginación, oportunidades de mejora interna, optimización de recursos, no anquilosis ni incapacidad ante las dificultades y, ni mucho menos, locos sueños de excelencia inviables. En momentos como estos, debemos afianzar posiciones de verdad, cumplir con difíciles e importantes retos de acreditación de titulaciones, ganar la batalla de la CALIDAD, conseguir que los nuevos métodos y objetivos del EEES signifiquen algo, demostrar nuestro compromiso con la investigación, atrevernos a rendir cuentas de nuestros resultados ante la sociedad que nos sostiene, pensar de una buena vez en nuestros estudiantes. Necesitamos superar nuestras limitaciones, muchas veces autoimpuestas, liberarnos del pesimismo, que algunos juzgan como estructural, creer y sentir en un mañana más esperanzador para todos y, con ideas claras, transparencia, determinación, acción, trabajo, entusiasmo e ilusión, conseguir repensar y rediseñar nuestro futuro.

Por ello, con todos los respetos y compromisos de conservación e impulso de todo lo bueno que ha habido y hay en la Universidad de León, proponemos una apuesta diferente POR LA UNIVERSIDAD QUE MERECEMOS Y TODAVÍA NO TENEMOS, joven, decidida, inconformista, imaginativa, atrevida, ilusionante, creíble, CON MAYÚSCULAS.

 

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres