martes, 24 de noviembre de 2020 02:02 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Un amigo de León

...que se chupe el caldo

Dichosos los altos ejecutivos, pasados, presentes y creo que futuros, de las entidades financieras de nuestro país porque, con independencia de haber contribuido (muchos de ellos) al advenimiento de la indeseada ‘crisis', ellos verán no sólo a su Dios, (si es que creen en algo más que en el dinero) sino también todo aquello que al resto de los mortales se tiene vedado. Estamos en tiempos de nuevos ‘Gurús' (aquellos que analizan lo que pasa, pero no son capaces de evitarlo) justificando lo injustificable y echando la culpa de casi todos lo males diciendo que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades ¿que posibilidades? a lo que el resto de los ciudadanos y contribuyentes del Erario se preguntan ¿Esto me lo dices o me lo cuentas?

Archivado en: Maximino Cañón, gurús, sueldos, Ibex 35

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
25/5/2012 - 11:11

Publicaba un periódico de tirada nacional (Negocios, El País 13-5-2012)) una relación detallada de lo que cobran los ejecutivos más destacados del empresariado español (IBEX 35) y, de verdad, daba miedo, vergüenza y envidia inevitable, el leer los sueldos o cifras que percibían algunos de los allí relacionados, incluidos los de empresas con malos resultados. El total de lo cobrado por unos pocos equivalía a lo percibido por cientos de trabajadores de las empresas constatadas. Ahora el pueblo llano, del que la mayoría formamos parte, se desahoga diciendo, "Si se veía venir", pero ¿de dónde iba a salir el dinero para comprar tanto piso? Mujer, de las hipotecas que te dan y, además, en muchos casos, se añadía el importe de los muebles y el coche. Es cierto que cuando uno pide una hipoteca debe de pensar también que ello lleva implícito la obligación de pagar, periódica y puntualmente, una cantidad hasta saldar el total de la deuda contraída. Pero también es cierto que el prestamista debe de asegurarse de la capacidad que tiene el prestatario para hacer frente a dicha obligación a la hora de devolverlo o sea que la tan cacareada culpa hay atribuirla a medias. Y como se dice a la hora de interpretar la Ley, en caso de duda, siempre a favor del débil. En definitiva seguimos esperando a que vuelvan los sastres, aquellos que tomaban bien las medidas, y te hacían el traje debidamente ajustado. Pero actualizando la situación al momento que nos ocupa diremos: ¡el que se comió las tajadas que se chupe el caldo! ¿A qué nos entendemos?

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres