martes, 24 de noviembre de 2020 02:52 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Un amigo de León

El abuelo fue picador, pero ahora es cuidador (de niños)

Los niños al nacer venían con un pan bajo el brazo, decían. Ahora a lo que se aspira es a que, una vez nacidos, tengan abuelos (y abuelas también) para ejercer de criadores o cuidadores, debido a que los mayores esfuerzos se tienen que dedicar a mantener o a encontrar empleo (para los padres de los nietos).

Archivado en: picador, Víctor Manuel, Ibex 35, prima de riesgo,

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
08/6/2012 - 02:20

Víctor Manuel, el cantante asturiano, se hizo famoso cantando ‘El abuelo fue picador' resaltando las peripecias y las dificultades que tuvo que soportar dicho abuelo cuando la mina, aunque con mucho peligro y con menos seguridad que hoy, generaba el sustento de muchas familias, a cambio de los muchos años que la ‘silicosis' restaba de vida. Porque, no lo olvidemos, el carbón, antes era considerado como sector estratégico que nos calentaba, nos transportaba y nos daba mucha energía. Hoy los tiempos han cambiado y dicen que el carbón contamina y que es malo para el futuro de la humanidad. Vas por la calle y observas la presencia de coches, sillas y niños, de la mano de sus abuelos que, con alegría y pasión, van diciendo a los conocidos: "Es de mi hijo/a, fíjate como está para el tiempo que tiene (a la vez que se seca la baba con el pañuelo). De todas formas, y teniendo en cuenta cómo se encuentra el mercado de trabajo, vamos a tener abuelos que nos cuiden y alimenten para rato, (me refiero a rato como periodo de tiempo, no confundir con el otro Rato) y también para que, de vez en cuando, puedan aportar alguna ayuda a la economía familiar que no viene nada mal. Atrás quedan aquellos años en los que el dinero corría como el agua fruto de la extracción minera en nuestra provincia. También los pueblos con su ‘autarquía' (se abastecían de lo que producían) sobrevivían y volcaban sus pocas pesetas en la capital. Después llegó la especulación con sus tentáculos. Había cafés cantantes con muchas bailarinas que hacían las delicias de los parroquianos o clientes, fundamentalmente mineros y gente con poderío económico. Se fumaba, se disfrutaba viendo las actuaciones (y a las actuantes) y se dirigía uno al camarero de esta guisa: Psss...a mi tráigame ‘Café, copa y puro y chica de a duro', sin tener que estar pendientes del IBEX 35 NI DE LA PRIMA DE RIESGO. Ah... y desde aquí pido (para lo que me va a servir) un pacto de Estado y dejemos los enfrentamientos para días sin riesgo, que tiempo habrá.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres