martes, 20 de noviembre de 2018 22:04 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
un amigo de león

Celebraciones delatorias

Conviene dejar constancia de anécdotas que antaño tuvieron lugar y quién sabe si en la actualidad suceden, y qué causaron hilaridad y divertimento entre los compañeros de gremio, profesión o carreras, cuando ellos no eran los protagonistas de lo que voy a relatar. Se celebraba una cena de las que, como viene siendo habitual, tienen lugar al finalizar cada ejercicio anual, dando lugar al reencuentro y presentación de los nuevos compañeros que, como en este caso, ocupaban altos cargos en los Cuerpos de la Administración del Estado.

Archivado en: Maximino Cañón, celebraciones

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Maximino Cañón
22/6/2018 - 02:20

En dicha celebración se comentaba de manera distendida como le iba a cada uno en el destino asignado, así como una multitud de anécdotas, destacando los hechos de mayor importancia, según el criterio de los presentes.
En la cena a que me voy a referir la mayoría de los asistentes lo hacían acompañados de sus esposas o novias muy comprometidas, entonces no se permitía lo de las parejas de hecho. Las risas y las bromas estaban presentes en casi todas las conversaciones cruzadas entre los comensales. Se daba cuenta de las viandas así como de los buenos vinos, lo cual, a veces, hacía que se soltase la lengua más de lo debido. Sin estar escrito como norma, formaba pare del protocolo el que al llegar a los postres, el café y el champán, el decano o el de más edad dirigiera unas palabras al auditorio.
Primero se daba la bienvenida a los nuevos ingresados en el cuerpo, seguido de un recuerdo a los desaparecidos para finalizar la alocución con alguna jocosa anécdota que era lo que esperaban con impaciencia el resto de compañeros.
Llegado el punto álgido de la cena el mencionado interviniente, después de hacer el brindis de los buenos deseos para el futuro, levantó la copa y felicitó de todo corazón a un veterano compañero y abogado del cuerpo, sin mencionar su nombre al encontrarse acompañado de su esposa en la celebración, por haber logrado ausentarse casi todos los sábados del hogar familiar, durante muchos años, argumentando que tenía "guardia las veinticuatro horas del dia", lo que desató las risas de los que, entre copa y copa , decían conocer al mencionado sin ocultar su admiración por la estrategia llevada cabo sin despertar sospecha alguna durante ese tiempo. Si la esposa en cuestión lo averiguo, eso forma parte del secreto marital.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres