martes, 20 de noviembre de 2018 21:40 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mis apuntes

Fin de curso

Los finales de curso son siempre ajetreados. Las tormentas que últimamente nos asolan casi a diario, se vuelven en algunos casos pecata minuta con la entrega de las temidas notas, cuando el aprobado se resiste a surgir. En la grandísima mayoría no aparece porque el intercepto/a no ha trabajado lo suficiente para merecerlo. Hasta aquí todos de acuerdo, excepto en ocasiones rocambolescas que por desgracia, se dan a menudo.

Archivado en: Ana Isabel Ferreras, final de curso, notas, Bachiller,

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Ana Isabel Ferreras
06/7/2018 - 03:30

Ciertamente, como madre, he tenido experiencias de todo tipo con los profesores de mis hijos, unas muy buenas, otras no tanto y otras terribles. No puedo menos en estas fechas, de recordar el penoso incidente del curso pasado, en el que nada más y nada menos que la jefa de Estudios del instituto, obligó a uno de ellos a elegir una optativa que él no quería (curiosamente Economía, la que ella impartía), en Segundo de Bachiller, diciéndole que no le quedaba otra opción que cursarla si quería acabar, modificándole incluso la matrícula, interpretando la normativa como ella quiso entender. Al final el chaval tuvo que tragarse la puñetera asignatura todo el curso, suspenderla en junio, aprobando el resto, y para rizar el rizo volver a suspenderla en septiembre cerrándole así toda posibilidad de finalizar Bachillerato, e iniciar estudios superiores con un más que evidente ensañamiento por parte de la docente.
Revisando por nuestra parte la normativa, el expediente académico y consultando en otros centros, nos percatamos de que esa asignatura NUNCA debería haber sido cursada por el alumno, debido al cambio de plan de estudios LOE-LOMCE, por lo que debería haber obtenido el título de Bachiller en junio, estando en ese momento a finales de septiembre. Imagínense el gravísimo perjuicio, el cabreo y la rabia.
Puesto el asunto en manos de Inspección, la profesora en cuestión ‘borró' su asignatura del expediente y aquí paz y después gloria. Ni una disculpa...únicamente balones fuera culpando al alumno, a los de secretaría y al resto del mundo.
Increíble que un jefe de Estudios no estuviera al tanto de la legislación, y perpetrase semejante cagada tan brutal, ya que es su responsabilidad que estas cosas no ocurran, intentando la máxima que deberían seguir en los servicios de Educación de "no perjudicar al alumno".
Lo peor es que la susodicha sigue siendo jefa de estudios, y aunque protestemos como padres o como alumnos, los responsables siempre se lo acaban pasando por el forro sin exigir responsabilidades. Una pena pero así es de triste y lamentable.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Comentarios - 0

Los comentarios están cerrados...

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres