viernes, 23 de abril de 2021 13:10 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
Mis apuntes

De viaje

Este fin de semana hemos tenido que cruzar el país por un motivo debidamente justificado. La verdad es que no me hacía mucha gracia eso de viajar con la que está cayendo, pero como el mundo no se puede parar en seco y la cita era inevitable y presencial, no nos quedó otra.

Archivado en: Ana Isabel Ferreras, Estación de Atocha, controles en los trenes, Covid

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Ana Isabel Ferreras
29/1/2021 - 04:40

Imaginaba que el tren estaría bastante vacío y que los controles se efectuarían en cualquier momento, así que ardua y veloz, preparé los papeles oficiales acreditando debidamente nuestro desplazamiento.
Cuál fue mi sorpresa cuando en ningún momento de los cuatro trayectos (dos de ida y dos de vuelta), nadie nos preguntó ni controló nada en absoluto. Vamos, que lo del cierre perimetral que dicen tan serio, brilló por su ausencia. Y eso que íbamos preparadas y con la ilusión de presentar la documentación a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.
Presencia policial sí, sobretodo en la Estación de Atocha, pero paseando de un lado a otro, en su papel de controladores del orden público.
Por cierto, los trenes estaban bastante repletos, los asientos prácticamente cubiertos y las distancias, esas de seguridad que tanto nos piden, ausentes. Si viajas solo, tranquilamente te sientan al lado de otra persona sin importar los dos metros. Mascarilla por supuesto obligatoria, pero eso ya forma parte de nuestra vida cotidiana. Imagino que la misma situación se vivirá en los autobuses, aviones, etc. Los que puedan mantener trayectos, claro está.
Pude comprobar eso sí, cómo ha bajado el turismo de forma bastante evidente. Un taxista contó cómo se había suicidado un compañero suyo por la situación económica que estamos atravesando, además de la desaparición de otro de ellos desde hace más de diez días y les tiene de cabeza. En alojamientos pasa otro tanto de lo mismo. Estaban acostumbrados a llenar los fines de semana y están en bajo mínimos. Una pena la verdad, sobre todo para un país como el nuestro que sin el turismo parece que no levantará el vuelo. Ahora vendrán las lamentaciones por haber apostado tanto en este sector y dejar otros más importantes, de lado.
Dicen que saldremos mejor de esta. Ojalá, pero me temo que no va a ser así. Como ejemplo el asunto de las vacunas, donde se están colando desde políticos, curas, familiares y amigos. Un asco.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres