miércoles, 6 de julio de 2022 23:31 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en León

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
De vez en cuando

Los dineros ponen a todos de acuerdo

Con esto de la invasión de Ucrania, la inflación, la desmesurada subida de los precios, el desabastecimiento en los supermercados, el drama que vienen atravesando miles de familias españolas, la falta de oportunidades... y los políticos de Castilla y León se suben el sueldo. En eso no discuten. El caso es engordar la cartera y no con calderilla, precisamente.

Archivado en: Julio Cayón, Carlos Pollán, Ana Sánchez, Vox, ultraderecha, Cortes de Castilla y León

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar

Julio Cayón
25/3/2022 - 02:20

Jueves, 10 de marzo último. Se constituyen las Cortes autonómicas y el procurador y leonés Carlos Pollán, de Vox, se hace con la presidencia de la Mesa. La elección provoca una tirantez indisimulada por parte de la izquierda. A los socialistas -también a algún que otro despistado- solo les falta chillar y patear la tarima. Pero se abstienen de tan grosera manifestación. Todo se andará más adelante.
A Pollán, por ley, le acompañan en el órgano rector autonómico dos representantes del PP (vicepresidente primero y secretaria segunda), dos del PSOE (vicepresidenta segunda y secretario primero) y uno de Vox, como secretaria tercera. A partir de ahí se inicia el paseíllo de los juramentos o promesas y la entrega de las medallas que los avala como representantes públicos.
Por orden cronológico la procuradora socialista, ‘una tal' Ana Sánchez, es la segunda en prometer el cargo -la izquierda nunca jura salvo excepciones- y recoger el distintivo que le acredita para el desarrollo de su función. Y cuando Pollán hace el gesto de estrecharle la mano en señal de felicitación, ‘la tal' Sánchez se la niega, da un paso atrás y le deja con dos palmos de narices. La descortesía no tiene parangón. Ni por asomo iba ella a dar la mano a un fascista y homófobo como el representante de Vox.
Seis días más tarde se produce la primera reunión de la Mesa de las Cortes y sus miembros se auto ratifican una subida de 1.800 euros al mes ‘para gastos' y demás bagatelas inherentes al cargo. Con el acuerdo su ‘nimia' nómina anual pasa de 76.000 a 98.000 euritos de vellón y todos tan contentos. Todos, menos el ciudadano de a pie, que se pregunta para qué demonios vota cuando llegan las elecciones.
Hay una fotografía después de celebrada la sesión de la Mesa -muy difundida en los medios de comunicación- que refrenda la desfachatez de los políticos. En ella está ‘la tal' Ana Sánchez, a la izquierda del ‘facha' Pollán, con una sonrisa de oreja a oreja debajo de la mascarilla. Y tan contenta. Se desconoce si le dio la mano o un achuchón. O las dos cosas. Ya lo escribió Quevedo: poderoso caballero es don dinero. Que se lo pregunten a ‘la tal' Sánchez.

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 
Gente Digital en Facebook

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres