sábado, 22 de febrero de 2020 15:08 www.gentedigital.es facebook twitter

Gente en La Rioja

Logotipo diario gente
Kiosko. Portadas de periódicos
ENTREVISTA

David Fernández Yécora, profesor universitario de Economía y Español en Pekín: "La situación de algunas ciudades roza el surrealismo"

En 2010 este logroñés hizo las malestas y se plantó en Jinan, capital de la provincia de Shandong; actualmente trabaja en la Universidad de Asuntos Exteriores de Pekín, la capital de China. El 31 de enero pudo salir del país, antes de que se impusieran mayores restricciones a los viajeros procedentes del gigante asiático por el coronavirus. Ahora se encuentra en Japón. En declaraciones a GENTE indica que la vuelta de las vacaciones de invierno "estaba prevista para el 2 o 3 de febrero, pero el gobierno la ha alargado casi dos semanas; es cuando más riesgo va a haber".

aumentar texto reducir texto imprimir enviar noticia comentar
David Fernández Yécora, profesor logroñés de Economía y Español en la Universidad de Asuntos Exteriores de Pekín · GENTE (Cedida)

David Fernández Yécora, profesor logroñés de Economía y Español en la Universidad de Asuntos Exteriores de Pekín · GENTE (Cedida)

"Es evidente que habrá una ralentización económica, pero el gobierno es optimista. Hablamos de China, si se ponen a ello, son capaces de todo"

añadir a meneame  añadir a freski  añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  compartir en facebook  twittear 

Virginia Ducrós · GENTE en Logroño
14/2/2020 - 05:00

En 2010, en plena crisis, cuando las oportunidades laborales escaseaban en La Rioja, David Fernández Yécora (Logroño, 1975) hizo las maletas y se plantó en Jinan, la capital de la provincia de Shandong. No hablaba chino y allí casi nadie se defendía en inglés. Diez años después, ya en Pekín, ciudad a la que llegó en 2014, continúa dando clases en la universidad; en concreto en la de Asuntos Exteriores, donde ejerce de profesor de Economía y de Español.

   El pasado 31 de enero pudo salir de China, antes de que los países impusieran mayores restricciones a los viajeros procedentes del gigante asiático por el coronavirus. Ahora se encuentra en Japón, aguardando la decisión definitiva que tome su universidad sobre el regreso a las aulas -son vacaciones de invierno-. Ya ha recibido una primera notificación en la que le han comunicado que se retrasa la vuelta a las clases, prevista para el 2 de marzo, aunque desconoce por cuánto tiempo.

Tuvo suerte al poder salir de China el 31 de enero. ¿Cómo vivió esos momentos? 
Estuve pasando las navidades en España y regresé a Pekín el 25 de enero. La idea era estar ahí una semana y luego volar a Japón para disfrutar de las vacaciones de invierno. Tenía billete para el día 31 y mi principal preocupación era poder salir, porque ya estaban cancelando muchos vuelos. Afortunadamente pude abandonar China, eso sí con la mascarilla puesta en todo momento. Mi idea era permanecer en Japón 15 días, pero ahora todo depende de la decisión de la Universidad sobre la vuelta a las aulas. En la mía el regreso es el 2 de marzo.


¿Qué decisión han tomado desde la dirección de la misma?
He recibido una notificación de que se va a posponer la vuelta, pero no sabemos cuánto tiempo. Hay incluso universidades que han decidido dar las clases ‘on line’ durante el segundo semestre, por el riesgo evidente que hay ahora. Es algo comprensible, porque no quieren juntar de repente a miles de estudiantes, que provienen de diferentes provincias, en la universidad. Se quiere evitar la expansión del virus y por ello han cancelado las clases presenciales.


Muchos habitantes se encuentran fuera de sus ciudades porque salieron de ellas por el Año Nuevo chino. ¿Hay temor por ese regreso al trabajo?
La vuelta al trabajo estaba prevista para el 2 o 3 de febrero. Sin embargo, el gobierno la alargó casi dos semanas para evitar la llegada masiva de personas a las ciudades. De momento la gente sigue de vacaciones, pero en cuanto empiecen a llegar, por ejemplo a Pekín, es cuando más riesgo va a haber de propagación del virus. Ahora hay obligación de hacer una cuarentena de 14 días, sin salir de tu casa, cuando llegas a China.


¿Cómo es la situación actual en las ciudades?

En algunos casos roza el surrealismo. La gente se está tomando muy al pie de la letra el tema del virus. Y las indicaciones del Gobierno son claras, que nadie salga de casa. Sí lo hacen cada dos o tres días para comprar comida y regresar. Tengo una amiga que vive en Pekín y ni siquiera sale a comprar comida, la pide por teléfono. Cuando estuve allí los últimos días de enero se veía a la gente que salía con mascarillas a pasear, a hacer algo de ejercicio. Pero en las últimas semanas ni siquiera eso. Se ha visto un Pekín absolutamente vacío, como en una película del apocalipsis. Las calles están vacías y todo el mundo permanece en casa.


Los comercios, restaurantes...  ¿algunos estarán abiertos?
Muchos de los restaurantes de Pekín han tenido que cerrar, con la pérdida económica que les va a suponer. Hay dos restaurantes españoles muy conocidos en el centro que incluso sacaron ofertas impensables, prácticamente regalaban los menús, y ni por esas. La gente no se atreve a ir a un restaurante y quitarse la mascarilla para comer. Pero sí se está trabajando en algunos sitios.


Esto es lo que está sucediendo en la capital, pero ¿en ciudades como Wuhan, el epicentro del coronavirus?
Wuhan está absolutamente cerrada. Es algo que sería impensable en cualquier otro país, pero China ha conseguido, en cuestión de pocos días, cerrar literalmente una ciudad entera de 9-10 millones de habitantes. Eso solo lo puede hacer China por su sistema; en diez días montaron un hospital y está a pleno rendimiento.


¿Se recuperará China?
Es evidente que habrá una ralentización económica, pero el Gobierno es muy optimista respecto a eso. Dice que China va a salir airosa, es el eslogan que se escucha. No les costará demasiado. Estamos hablando de China; si se ponen a ello, son capaces de todo.

 

------------------------------------

 

Un ciudadano español al regresar de hacer turismo en China · GENTECUARENTENTA DURANTE CATORCE DÍAS

Uno de los amigos españoles de David Fernández regresó a España el martes 11. Lo hizo con la mascarilla obligatoria puesta en todo momento. Ahora deberá guardar una cuarentena de catorce días, el periodo máximo de incubación de este virus, el 2019-nCoV -más conocido como coronavirus-. Si no presenta síntomas, podrá regresar al trabajo.

 

 

* ESTE ARTÍCULO FUE PUBLICADO EN EL NÚMERO 673 DEL PERIÓDICO GENTE EN LOGROÑO DEL VIERNES 14 DE FEBRERO DE 2020

Grupo de información GENTE · el líder nacional en prensa semanal gratuita según PGD-OJD
Desarrollado por Tres Tristes Tigres